Diario Sur

Dos trombas de agua anegan Estepona

Inundación en las afueras de la Jefatura de la Policía Local. :: Pablo Benticuaga
Inundación en las afueras de la Jefatura de la Policía Local. :: Pablo Benticuaga
  • Este municipio, junto a Manilva y Casares, registraron más de medio centenar de incidencias que pudieron ser atajadas por agentes policiales y bomberos

  • La Jefatura de la Policía Local y Arroyo Vaquero fueron los lugares más perjudicados en la jornada de ayer por las lluvias

El agua no corría ayer sólo por los ríos y el mar de Estepona. Desde las 4.00 horas de la madrugada, la lluvia se hizo la gran protagonista de la ciudad y tras una jornada en la que se registraron dos trombas de agua, las incidencias tanto en este municipio, como en los colindantes de Manilva y Casares se hicieron patentes. Las zonas más afectadas durante todo el día fueron Arroyo Vaquero y la Jefatura de la Policía Local.

Durante la primera tromba, registrada durante la madrugada, los caminos secundarios que cruzan Arroyo Vaquero tuvieron que ser cortados debido a que el río iba crecido y empezó a desbordarse. Tal era el caudal que a su paso por Casares, la Policía tuvo que cortar varias calles para evitar que los coches corrieran el peligro de cruzar cerca del río.

La urbanización de Alcazaba Golf, ubicada junto a Arroyo Vaquero, también sufrió los percances de la crecida del río y de las lluvias caídas. En ella se produjeron socavones que han llegado a ocupar toda la calzada de la carretera, dejando por imposible la circulación de los coches de este complejo residencial.

Durante la noche de lluvias, los bomberos tuvieron que actuar en dos salidas. En la primera, se acudió a un domicilio de Bahía Dorada en donde el agua entraba a través del jardín a un domicilio y lo estaba inundando. En el segundo caso, los bomberos tuvieron que acudir a un club de alterne.

La llamada se produjo por la inundación de este local, pero en este caso, la lluvia fue la causante secundaria del suceso. El caudal de agua que recogían las cañerías se veía obstruido por un gato muerto que estaba obstruyendo la red de saneamiento. Los operarios procedieron a la limpieza de este conducto para restablecer el suministro normal de agua.

En Casares también se recogieron varias incidencias notables. Según apuntaron desde el Ayuntamiento, en la urbanización Doña Julia se produjeron desprendimientos de piedras e inundaciones de agua y lodo en sus calles. Esta situación provocó que el agua llegara a la autovía a la altura de Sabinillas.

También se vieron damnificados los vecinos de Marina de Casares, en concreto los residentes en el Paseo Marítimo desde Playa Chica hasta el Diamante. Muchas zonas quedaron intransitables y los vecinos tuvieron que alejar sus coches de allí para que no corrieran peligro.

Jefatura de Policía

La lluvia dio tregua hasta la tarde. Alrededor de las 17.00 horas, el agua empezó a caer de nuevo con fuerza en Estepona, llegando a convertir varias calles en auténticos ríos. Pese a que en las principales vías del centro el alcantarillado funcionó correctamente, otras como el Seghers, quedaron convertidas en pequeñas piscinas. En concreto, una de las zonas más perjudicadas fue en donde se ubica la Jefatura de la Policía Local.

En este edificio y en sus alrededores, el agua creció varios centímetros, y además de anegar toda la zona exterior y de aparcamiento, acabó entrando en el inmueble en el que trabajan los agentes locales. En él, la inundación en la que se mezclaba agua y barro llegó hasta a los despachos, en donde el líquido llegaba a la altura de la mitad de las patas de las sillas allí dispuestas.

Otra de las partes del municipio que no aceptó bien el agua caída fue el Puerto Deportivo. La calle principal de esta zona de ocio, llena de bares y restaurantes, no pudo absorber el agua caída, y dejó un reguero que impidió el trabajo normal de estos comerciantes.

Durante toda la tarde, los bomberos estuvieron trabajando en tareas de desagüe tanto en Manilva como en Estepona. La previsión de lluvia se mantiene hasta el fin de semana, por lo que los vecinos de los tres municipios de esta comarca se mantienen alerta después de ver los resultados de estas dos trombas.