Diario Sur

El sector del lujo desacelera el ritmo de crecimiento

Sevilla/Madrid. El sector del lujo en Marbella mantendrá este año una cuota de venta del 26%, 1,5 puntos menos que en 2015, según datos de la asociación española del lujo, Luxury Spain. Por delante de Marbella se situará Barcelona, que se mantendrá al frente de las ventas de lujo en España, con una cuota del 32 %, la misma que en 2015, y por detrás Madrid, con el 17 % (un punto más); Ibiza, con el 9 % (0,5 puntos porcentuales más), y Mallorca con el 6 %, el mismo peso que hace un año.

El sector del lujo «made in Spain» prevé cerrar el año con una facturación que superará los 6.000 millones de euros, con lo que incrementará su negocio al menos el 5,5% respecto a 2015 (5.687 millones) y lo hará apoyado en las exportaciones, así como en la recuperación del mercado nacional.

Según Luxury Spain, el 52 % del negocio de las compañías nacionales de productos y servicios de alta gama procederá de las ventas al exterior, que este año aumentarán el 0,5 %.

El consumo nacional crecerá el 2 % y aportará el 25 % del negocio, apoyado en la mejora de la economía; mientras que las compras de turistas se mantendrán estables y representarán el 23,5% de la facturación total.

Estas cifras sitúan a España como el quinto mercado del lujo dentro de la Unión Europea, por detrás de Francia, Italia, Alemania y Suiza, según la misma fuente, que revelan que desde 2011 el sector ha crecido el 33,3%.

«Cada vez más, el consumidor internacional visita nuestro país en busca de los productos españoles. De las firmas nacionales valoran su calidad, innovación y tradición», explicó a EFE la presidenta de Luxury Spain, Cristina Martín.

Los mayores volúmenes de ventas corresponderán a productos gourmet y belleza, que conjuntamente concentrarán el 63,9 % de las ventas totales y presentarán un crecimiento interanual del 5,2 %.