Diario Sur

Lluvia de ventas

Compradores, ayer, en un pasillo del Centro Comercial La Cañada.
Compradores, ayer, en un pasillo del Centro Comercial La Cañada. / Josele-Lanza -
  • Las grandes superficies aprovechan el tirón del 'Black Friday' durante el primer domingo de la campaña de Navidad

La lluvia, que no dio tregua ayer prácticamente en todo el día, empujó a muchos marbellíes hacia las grandes superficies que jalonan la ciudad, abiertas con motivo del primer domingo de la campaña de Navidad. Los tiburones del gran comercio mantuvieron los descuentos del 'Black Friday' para animar el consumo y aumentar los beneficios. Una estrategia de ventas que dio resultado y gracias a la cual algunos ciudadanos dibujaron buena cara ante el mal tiempo y pusieron los pies en el centro comercial con la expectativa de cazar rebajas de hasta el 50% en algunos artículos.

Pedro Serrano se ha aprovechado de esta campaña de descuentos asociada al 'Black Friday' que desde hace ya algunos años forma parte de la dinámica comercial de Marbella, y que el sector estira como un chicle en días previos y posteriores (excepto las marcas del grupo Inditex). «El 'Black Friday es un acierto para mover los negocios. Cada año va a más porque la economía va mejor y se nota que la gente tiene más alegría a la hora de gastar», afirma Serrano, que acude en busca de un chaquetón al que ya le tenía echado el ojo para su madre y que ha podido adquirir con «un buen descuento».

Compras navideñas

Para las grandes superficies las ventas acumuladas, con el colofón de ayer domingo, han supuesto un tirón importante en su cuenta de resultados. Así lo confirma el gerente de La Cañada, Francisco Javier Moreno, que refiere la gran afluencia registrada. «Hay negocios que han batido sus récords de ventas. La afluencia ha sido impresionante. Si este es el preludio de las Navidades, serán espectaculares. Todos los operadores me dan cifras superiores al 20% en crecimiento con respecto al año anterior», concreta el gerente de este importante centro comercial.

Pese a la lluvia, no han sido pocos los compradores que han dedicado el domingo a saltar de gran superficie en gran superficie para adelantar las compras de Navidad. José Muriel afirma que se ha recorrido el departamento de electrónica de El Corte Inglés y el Fnac de La Cañada. «Llevo varios regalos para las Fiestas a muy buen precio. Calculo que he ahorrado más de 70 euros gracias a los descuentos. Merecía la pena mojarse un poquito hoy», asegura el treintañero.

Miguel López, que acude con su mujer y su hija, también desafió a la lluvia para comprar a mejor precio un regalo de cumpleaños, y aunque reconoce que las marcas han hecho buenas ofertas sólo ha adquirido lo que necesitaba. «Hay que comprar con cabeza», dice.

Rebeca Duarte y su padre, Carlos, sí que tiran de billetera para afrontar la jornada de lluvia de la mejor manera posible. En su caso, han aprovechado para hacer compras diarias. «Con este día de lluvia no es mala idea venir al centro comercial, hacer algunas compras diarias y comer por aquí», dicen a alalimón padre e hija, que calcularon un gasto en el centro comercial cercano a los 500 euros.