Diario Sur

Los robos descienden en Estepona en el tercer trimestre del año

  • Pese al descenso en este índice y en la sustracción de vehículos, los hurtos aumentaron en un 3,6 por ciento y los daños en un 12,1 por ciento

El tercer trimestre de 2016 ha arrojado datos positivos en los índices de criminalidad de Estepona. La cifra de robos ha bajado en los primeros nueve meses de 2016 tanto en su categoría de violencia e intimidación como los perpetrados en domicilios. En esta primera categoría, en comparación con los mismos meses del 2015, la cifra se redujo en un 22,9 por ciento, pasando de 35 a 27 casos, y en el segundo apartado descendió un 5,2 por ciento, desde los 193 robos de 2015 a los 183 de 2016.

Estas cifras corroboran la tendencia negativa que ya se había registrado en la primera mitad del año, y que cifraban los robos con violencia e intimidación en un descenso del 23,8 por ciento. En cambio, en los robos con fuerza en domicilios, la tendencia sigue a la baja pero los datos empeoraron en los últimos tres meses, ya que en junio el indicador marcaba una mejora anual del 15,3 por ciento.

Los datos aportados por el Ministerio del Interior también apuntaron a que se mejoraron los registros en cuanto a la sustracción de vehículos. Si ya en los primeros nueve meses del pasado año este índice se redujo en un 5,2 por ciento, en ese periodo de tiempo de 2016 se logró un descenso del 17,8 por ciento, pasando de los 90 casos del 2015 a los 74 del actual periodo.

Otro indicador que mejoró sus registros con respecto al pasado año fue el de tráfico de drogas. Durante estos nueve meses se detectaron 35 casos, cinco menos que durante ese mismo periodo de 2015. Esta estadística supone un descenso de un 12,5 por ciento.

Este descenso consolida lo que se vio ya en los primeros seis meses de 2016, pero cobra mayor importancia después de que en este mismo periodo de tiempo en 2015 y en esta misma categoría se produjo un aumento del 8,1 por ciento, pasando de los 37 de 2014 a los 40 de 2016.

Aumento de hurtos

Pese al dato positivo que marcó el número de robos, no es así en el indicador de hurtos. Los números de los tres primeros trimestres indicaron que estas prácticas aumentaron en un 3,6 por ciento, pasando de los 788 casos de 2015 a los 816 de 2016. Este es uno de los indicadores que ha ido aumentando en los últimos años, y ya el año pasado en el mismo periodo de tiempo analizado aumentó en un uno por ciento.

Otro de los marcadores que empeoró en estos meses fue el de daños, que aumentó su registro de 289 durante el pasado año a 324 en los tres primeros trimestres de 2016. De esta manera, se cifró esta subida en un 12,1 por ciento.

Junto a estos dos indicadores también creció el número de delitos y faltas, que en 2015 supusieron 2.674 infracciones y que en este 2016 van ya 2.704, lo marca un aumento del tres por ciento. También creció el número de homicidios, que pasó de uno el pasado año a dos en lo que va de 2016.