Diario Sur

La Escuela de Idiomas cambia su reglamento para frenar la presencia de alumnos con sus hijos en el centro

La dirección ha tenido que poner carteles regulando el acceso. :: J.-l
La dirección ha tenido que poner carteles regulando el acceso. :: J.-l
  • Aunque la dirección marbellí ya prohibía esta práctica, ha sido ahora cuando ha redactado un artículo específico para limitar el acceso sólo a alumnos y profesores

La Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Marbella se ha visto obligada a cambiar su reglamento para frenar la presencia de menores no matriculados en el centro. Se trata de un hecho insólito al que la dirección ha tenido que hacer frente este año al constatar que alumnos, padres y madres de familia, han tomado como costumbre acudir acompañados de sus hijos pequeños y dejarlos en las instalaciones solos sin supervisión, normalmente en la biblioteca, mientras ellos asisten a clase.

Aunque la escuela marbellí ya prohibía en su Reglamento de Organización y Funcionamiento esta práctica, ha sido ahora cuando ha creado un artículo separado con una redacción específica para limitar la estancia sólo a alumnos y profesores. Concretamente, el artículo 219 de dicha normativa recoge que «no está permitido el acceso a las instalaciones del centro a toda persona ajena al mismo». Además, dentro de la sede se han colocado carteles debido a la insistencia de algunos padres en acudir con sus hijos.

La dirección de la Escuela de Idiomas de Marbella confirma que este hecho nunca ha constituido un problema importante, pero este año se han visto obligados a regular la asistencia de personas que ni son profesores ni están matriculadas ante el riesgo de un posible accidente, que el seguro escolar no cubriría, o las molestias que la presencia de niños pequeños puede originar a los usuarios de la EOI.

«Consulté al Servicio de Inspección y me lo confirmó. Yo no puedo garantizar la seguridad de personas ajenas al centro. Desde luego me pongo en la piel de los padres que no tienen con quién dejar a sus hijos, pero nosotros como centro público no podemos hacernos responsables de esta situación», concretó a SUR la directora de la Escuela de Idiomas de Marbella, Fernanda González.

Se da la circunstancia de que este mismo martes una madre matriculada en el programa de inglés a distancia, That's English! (que no forma parte de las enseñanzas de la EOI pero se imparte en el centro), acudió a la primera tutoría del curso con su hija de 5 años, por lo que fue invitada por la secretaria a que abandonase las instalaciones. «Lo sentí como un rechazo a mi hija. Me tuve que aguantar hasta las ganas de llorar. Se habla de mucha conciliación y protección para las familias pero nada de eso existe. Si eres una madre sola con tu hija es imposible conciliar. Hacen falta más ayudas pero no económicas, sino prácticas; que las administraciones tomen cartas en el asunto», subraya la afectada, que dejó la tutoría que en esos momentos compartía con media docena de compañeros matriculados.

Respecto a este caso la directora del centro educativo indica que, con carácter puntual, cualquier persona puede acudir acompañada de un menor a entregar, por ejemplo, un documento a Secretaría, «pero eso es distinto que meterse en un aula con un niño».

De igual forma, también este año, la EOI de Marbella ha prohibido la presencia de mascotas en el centro tras el intento de un usuario de acceder a las instalaciones con un galgo.