Diario Sur

La patronal reivindica una simplificación de la normativa y la burocracia para crear empleo

Los premiados Manolo Santana, Cristóbal Peñarroya y Vicente Moros (de la Casa Ronald McDonald, junto al presidente de CIT Marbella, Juan José González.
Los premiados Manolo Santana, Cristóbal Peñarroya y Vicente Moros (de la Casa Ronald McDonald, junto al presidente de CIT Marbella, Juan José González. / Josele-Lanza -
  • El presidente de CIT Marbella solicita voluntad política para que «convertirse en empresario sea cada vez más sencillo»

La gala que organiza el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Marbella con motivo de la concesión de sus premios anuales es una excelente ocasión para conocer de primera mano cuáles son las preocupaciones y necesidades de la mayor organización empresarial de la Costa del Sol occidental. La velada celebrada anoche en el hotel Don Carlos con la presencia de más de 300 personas, entre las que hubo representantes de la administración regional y local (el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, excusó su presencia por enfermedad), cumplió con la premisa: la patronal reivindicó a las instituciones una simplificación de la normativa y la burocracia para favorecer la creación de empleo desde el sector privado.

El clima festivo que envolvió la cita en la que fueron distinguidos el empresario Cristóbal Peñarroya, el tenista Manolo Santana y la ONG Casa Ronald McDonald no impidió que el presidente de CIT Marbella, el abogado Juan José González, se dirigiera a los representantes de las administraciones públicas presentes en la sala para pedirles soluciones que faciliten la actividad de los empresarios, particularmente en lo referente a la contratación. «No dejaré de aprovechar la ocasión para pedir que la labor de los empresarios no se vea entorpecida por trámites innecesarios, que se busque simplificar la normativa y burocracia que afectan a nuestra actividad, que contratar trabajadores no resulte tan caro, que, en suma, se facilite nuestra labor, pues todo ello contribuirá a que se genere riqueza y empleo», afirmó.

González reclamó verdadera voluntad política para analizar la situación y adoptar decisiones que resuelvan los problemas. Así, el líder de la patronal marbellí se ofreció a las administraciones para colaborar en la concepción de estrategias que contribuyan a que «convertirse en empresario sea -dijo- cada vez más sencillo».

El presidente destacó que fruto del entendimiento entre la esfera pública y privada han nacido proyectos importantes y singulares como el Foro de Innovación y Promoción Turística de Marbella, un órgano consultivo que asesorará en materia de promoción e innovación turística al Ayuntamiento, y que confió «resulte operativo y fructífero en breve».

En un intento de espolear también al tejido empresarial de Marbella y su zona de influencia, el líder de la patronal animó a los presentes a perseverar en la búsqueda de la excelencia y no dejarse arrastrar por la autocomplacencia ante las excelentes cifras que ha vuelto a cosechar este año el sector turístico, principal nicho de actividad en la Costa del Sol.

González subrayó que de nuevo en este ejercicio económico se han registrado mejorías tanto en el número de visitantes como en el gasto medio por turista. Y lo que a juicio de la organización es más importante: la temporada alta ha continuado con la tendencia a dilatarse en el tiempo, con incrementos en las pernoctaciones en los meses aledaños al verano, consiguiéndose una esperanzadora desestacionalización, objetivo codiciado por las empresas del sector. «A pesar de estos magníficos resultados, los empresarios debemos continuar trabajando duramente por mejorar nuestros negocios, concibiendo nuevos proyectos, innovándonos continuamente y, sobre todo, manteniéndonos unidos en la defensa de nuestros intereses», sentenció el anfitrión.

Tomó el testigo el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, que destacó la repercusión que tiene la industria turística en otros sectores y el inicio de la reactivación en los ámbitos inmobiliario y residencial. González de Lara, que ostenta asimismo las riendas de la patronal malagueña, se sumó a las reivindicaciones de su homólogo marbellí. En este sentido, afirmó que los empresarios siguen apostando por una sociedad que favorezca la creatividad y el desarrollo económico, fomentando oportunidades ligadas al empleo. Y que, para ello, siguen requiriendo «entornos competitivos y espacios atractivos para la inversión a través de medidas que impulsen la actividad productiva, con menos trabas burocráticas, mayor seguridad jurídica y menor presión fiscal».

Políticas

Muy atento a las reflexiones de los empresarios se mostró el alcalde de Marbella, José Bernal, que, momentos antes de la cena, comprometió desde la tribuna de oradores el amparo de la Administración local al tejido empresarial de la ciudad. «Desde este Ayuntamiento tenéis todo nuestro apoyo y en este sentido estamos actuando», refirió el regidor. Bernal desgranó las medidas que está implementando su gobierno en beneficio de la empresa, por lo que se refirió a la creación de sendos viveros en Marbella y San Pedro Alcántara, la puesta en marcha del Foro de Innovación y Promoción Turística de Marbella, así como el refuerzo de la delegación específica para el Fomento Económico y PYMES.

El alcalde recogió el guante lanzado por la patronal en demanda de la eliminación de trabas para el desarrollo de su labor y recordó que ya se han alcanzado es este sentido acuerdos importantes con entidades como la Confederación de Empresarios de Andalucía para la agilización de los trámites burocráticos.

El alcalde subrayó que la potencia del sector empresarial de la ciudad -con más de 35.000 sociedades- unida a su Producto Interior Bruto hacen del municipio «un competidor muy fuerte» en el contexto económico actual. De hecho, reivindicó que invertir y consolidar negocios en Marbella «es una apuesta a caballo ganador».

Al empuje del sector empresarial de Marbella también se refirió la secretaria general para el Turismo, Susana Ibáñez, quien ahondó en la importancia que le da la Junta a la demanda del sector marbellí. «Es importante la receptividad que vosotros tengáis de las políticas de la Junta de Andalucía, pero también el gobierno tiene una receptividad enorme hacia vuestros planteamientos y vuestra visión de futuro sobre cómo tiene que ser el desarrollo turístico».

La representante autonómica destacó la agudeza del sector empresarial de Marbella «capaz de detectar con acierto lo que necesita una demanda turística absolutamente exigente en un mundo muy competitivo desde el punto de vista turístico y empresarial». Ibáñez no profundizó sobre la política turística que aplica la Junta, pero en su breve discurso comprometió mayores cotas de esfuerzo para hacer que las trabas a la hora de crear empresas sean mucho menores.

Tras los discursos institucionales y entre aplausos, los galardonados recibieron sus distinciones.