Diario Sur

Marta Ghigliotti roza el premio a la mejor tapa de Cruzcampo

  • La alumna malagueña de la Escuela de Hostelería de Benahavís participó en la final del certamen junto a chefs profesionales

Con tan solo 21 años, la cocinera italomalagueña Marta Ghigliotti le plantó cara a todos los profesionales que participaron ayer en la final del concurso Maestros de la Tapa Cruzcampo Gran Reserva que se celebró en el Kitchen Club de Madrid. La alumna, que cursa sus estudios en la Escuela de Hostelería de Benahavís, tuvo que competir ayer en una modalidad en la que la organización entregaba a los participantes un ingrediente sorpresa para cocinarlo en 90 minutos. En su caso, le tocó como materia prima la caballa.

«La verdad que me puse muy contenta porque era un ingrediente muy fácil, aunque yo viniendo de Italia, tampoco había tocado mucho el pescado», explicó la cocinera. Tras descubrir el elemento con el que trabajar, decidió maridarlo con una crema de aguacates, tomates dulces, rúcula frita, cítrico de mandarina y salsa de jengibre con sus propias hojas y ajo.

Pese a no lograr entrar entre los vencedores de la fase final, en la que participaron nueve de los cincuenta aspirantes que lograron clasificarse en las rondas previas celebradas en Madrid y en Málaga, Ghigliotti se marchó satisfecha por la reacción de los miembros del jurado ante su plato, sobre todo la de los cocineros Dani García y Ángel León.

Elogios

«Me han dicho que el plato estaba muy bien y muy sabroso, y que les había costado mucho elegir el ganador. Yo pude ver caras de felicidad cuando probaron mi plato, y conseguir eso en cocineros tan expertos es bastante para mí», aseguró Ghigliotti, quien ya recibió los elogios de estos conocidos chefs en la ronda clasificatoria por su chivo Tartar de chivo malagueño.

El concurso tuvo dos ganadores ex aequo. El sevillano Antonio Rodríguez por sus tapas de alcachofa thai y la valenciana Irene Pons por su zorzal con chocolate y chile, consiguieron el premio máximo consistente en 3.000 euros, aunque también recibirán una semana de formación práctica en Aponiente, el restaurante gaditano del cocinero Ángel León.