Diario Sur

Marbella cubrirá a partir del año que viene todas las jubilaciones de Policía Local y Bomberos

El alcalde José Bernal junto al concejal de Hacienda Manuel Osorio
El alcalde José Bernal junto al concejal de Hacienda Manuel Osorio / Josele-Lanza -
  • El levantamiento del Plan de Ajuste permitirá sacar a concurso-oposición las plazas de los efectivos que hayan causado baja en 2016

El Ayuntamiento de Marbella cubrirá en 2017 todas las plazas que queden vacantes este año por jubilaciones en la Policía Local, los Bomberos y la Asesoría Jurídica. Este es el primer efecto que tendrá en el día a día de la gestión municipal el levantamiento del Plan de Ajuste que pesaba sobre el Consistorio en base al Real Decreto 4/2012, de 24 de febrero, y que impedía la reposición de las vacantes por jubilaciones del personal municipal, una de las medidas restrictivas aplicadas en los últimos cuatro años.

El alcalde de Marbella, José Bernal, ha confirmado que los puestos se cubrirán mediante un concurso-oposición después de que desde el año 2012 el Plan de Ajuste impuesto por el Gobierno central haya obligado a amortizar las vacantes por jubilación, reduciéndose paulatinamente desde entonces la plantilla del Ayuntamiento. El propósito del equipo de gobierno es que a partir de 2017 las plantilla de estas tres áreas consideradas esenciales vaya incrementándose anualmente en base a las necesidades del servicio.

El alcalde, que está pendiente de recibir los informes pertinentes para conocer el número de vacantes que saldrán a concurso público el año que viene, ha insistido en que la Ley de Equilibrio Presupuestario y Sostenibilidad Financiera impide por el momento cubrir el cien por cien de las vacantes de otras áreas municipales.

Hay que recordar que Marbella, al igual que otros ayuntamientos, se vio obligado a elaborar un plan de ajuste a requerimiento del Ministerio de Economía por el que la ciudad recibió del Estado en 2012 una inyección económica de 12,2 millones de euros destinados a ponerse al día en el abono de facturas pendientes a proveedores. El plan exigía una serie de sacrificios destinados a la contención del gasto: reducción de sedes municipales y del gasto energético, así como la congelación total de las contrataciones de personal y una reposición mínima de las jubilaciones. Hasta ahora, el Ayuntamiento sólo podía reponer una plaza por cada diez que se amortizaban por jubilación entre los agentes locales, los bomberos y los asesores legales.

El pleno municipal de este próximo viernes ha previsto una dación de cuenta para informar del levantamiento del Plan de Ajuste y posteriormente trasladará la información al Ministerio de Economía y a la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía.