Diario Sur

Muñoz insta al PSOE a no usar el presupuesto como «coartada» para fortalecer el pacto de gobierno con OSP

Kika Caracuel y Ángeles Muñoz, ayer.
Kika Caracuel y Ángeles Muñoz, ayer. / Josele-Lanza -
  • La exalcaldesa acusa a Bernal de «sacarse de la manga» el adelanto del dinero para el nuevo centro de salud que debe hacer la Junta, para que no «haga aguas» el acuerdo con los sampedreños

En plena elaboración del presupuesto municipal de 2017, el equipo de gobierno debe ahora buscar el apoyo de los grupos en la oposición municipal -CSSP y PP- si quiere sacar adelante las cuentas al estar en inferioridad numérica de votos. Si el presupuesto de 2016 se aprobó gracias a la abstención del grupo popular, la edil y presidenta local de la formación, Ángeles Muñoz, ponía ayer sobre la mesa cuáles serán los asuntos «primordiales» que defenderán en la negociación. El PP no quiere hablar de líneas rojas, pero sí de un entendimiento general sobre aquellos asuntos que considera de relevancia para la ciudad, «más allá del comportamiento partidista y sectario que ha mantenido el PSOE», destacó la también senadora, especialmente crítica con el grupo socialista. Aseguró la edil que uno de los asuntos que defenderán será que la Junta cumpla los compromisos con Marbella recogidos en el pacto de gobierno con OSP. «Los presupuestos de Marbella que pagamos todos los ciudadanos no pueden ser coartada del PSOE para poder dar carta de naturaleza al pacto que firmaron con OSP y que dependía de aquellos acuerdos».

Ángeles Muñoz hacía así referencia al acuerdo alcanzado entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la ciudad en virtud del cual la ciudad adelantará el presupuesto para construir el nuevo centro de salud anunciado por el Gobierno andaluz en San Pedro Alcántara, con el compromiso de una posterior devolución. Para la edil popular, si hay hueco en el presupuesto de Marbella para el centro de salud, también debe haberlo para otras infraestructuras pendientes por parte de la Junta en la ciudad. «Lo que proponemos es que si en el Ayuntamiento hay dinero y le sobra para asumir lo que la Junta debe hacer, creemos que esas cantidades deben ponerse en un capítulo que permita construir el centro de salud, pero además el resto de infraestructuras pendientes, como la residencia de mayores, o las obras de reforma de los centros de salud de Leganitos y Las Albarizas o los colegios», indicó. La popular acusó al PSOE de «sacarse de la manga un acuerdo para que el pacto con OSP no haga aguas».

Entre las líneas generales que la formación va a plantear al equipo de gobierno en relación con los presupuestos se encuentran algunas que Muñoz calificó de «irrenunciables», como la revisión catastral para que la ponencia de valores se ajuste a derecho «y no se cobren impuestos ilegales, como está ocurriendo en la actualidad».

La dirigente del PP se refirió también a la necesidad de sacar oferta de empleo público en materia de seguridad, tanto en Policía Local como en Bomberos, o la inclusión de partidas presupuestarias que permitan la promoción interna en el Ayuntamiento, «además de mantener el compromiso con la consolidación y funcionarización».

En política social, en el PP se ha priorizado la inclusión nuevamente de un millón de euros para ayudas sociales, además de los talleres de los centros de mayores, y la creación de los mecanismos que permitan la concesión de subvenciones directas a las organizaciones que trabajan en favor de los más desfavorecidos, «hacia las que este equipo de gobierno ha mostrado muy poca sensibilidad», expuso la edil.

«Improvisación en obras»

Respecto a Obras, Muñoz habló de la necesidad de actuar «con una previsión real, y no con la improvisación con la que se ha gestionado en este ejercicio actuaciones como las de Huerta Chica, Avenida Nabeul y Camilo José Cela, además del altísimo nivel de inejecución presupuestaria, en una muestra evidente de incapacidad absoluta».

Pendiente de un encuentro con los portavoces del tripartito «con papeles sobre la mesa para conocer la propuesta de presupuestos», Ángeles Muñoz cree prematuro valorar cual será el sentido del voto de su grupo, aunque sí incidió en que tras la abstención en las cuentas de 2016, «hemos tenido un año por delante para comprobar la actitud frentista, sectaria y partidista del PSOE, que ha sido muy perjudicial para los intereses de la ciudad».

Las críticas de la popular se centraron ayer en exclusiva hacia el PSOE, destacando del concejal responsable de Hacienda, Manuel Osorio, de OSP, «su postura de mantener un cauce abierto de diálogo con nuestro grupo en todos los asuntos que hemos planteado».