Diario Sur

Los comerciantes del mercadillo de Estepona rechazan su nueva ubicación

Comerciantes del mercadillo en la concentración de ayer.
Comerciantes del mercadillo en la concentración de ayer. / L.P.
  • El Ayuntamiento cambió su espacio a Las Mesas la semana pasada y los tenderos se niegan a ocupar este espacio al considerarlo «indigno»

La remodelación integral de la avenida Puerta del Mar iba a dejar a Estepona sin su mercadillo durante tres o cuatro semanas. Los acontecimientos han dado un giro y ésta fue la sexta ocasión en la que estos tenderos ambulantes no pudieron vender sus productos. El Ayuntamiento decidió la pasada semana trasladar estos puestos a la zona de Las Mesas, un lugar en el que los comerciantes se niegan a instalarse por encontrarse ya demasiado lejos del centro histórico. Y tras tres traslados en los últimos quince años, han decidido plantarse.

Al igual que la semana pasada, los vendedores acudieron a la nueva ubicación para concentrarse y protestar por este cambio ya que según expresaron, hasta el pasado martes 8 de noviembre por la mañana no recibieron la notificación del Ayuntamiento para el cambio de lugar.

«Este no es un sitio digno para poner un mercadillo. Está alejado del centro, el colegio cercano se ha quejado porque le quitamos el escaso aparcamiento que hay, existen unos desniveles terribles y no hay ni aseos», afirmó el presidente de la Asociación de Comerciantes Ambulantes de Málaga y Provincia, Rafael González, quien ayer actuó como portavoz de los tenderos.

Ante esta negativa a ocupar el nuevo espacio, los comerciantes consiguieron una cita para la semana que viene con el concejal de Comercio, José Antonio Vílchez, para intentar obtener una solución y que se emplace de manera definitiva al mercadillo en un lugar que cumpla con todos los requisitos necesarios. «Hoy nos han puesto los aseos portátiles, pero es que ni están conectados a la red de saneamiento», detalló González.

Como medida provisional, los comerciantes pedirán a Vílchez mantener los puestos en la avenida Puerta del Mar durante el mes de diciembre «para que los vendedores y usuarios puedan acudir durante la Navidad y hasta el día de Reyes», detalló González. Tras esa tregua, según la propuesta del portavoz, se podría emprender una nueva negociación para buscar una solución consensuada.

Manifestaciones

De todas maneras, González plantea ya la convocatoria de manifestaciones para protestar por la nueva ubicación del mercadillo. Según afirmó, está tramitando los permisos necesarios para convocar manifestaciones que partirán desde Las Mesas o la avenida Puerta del Mar hasta el propio Ayuntamiento. «Estas manifestaciones las pensamos realizar todos los miércoles hasta que nos den un lugar digno», sentenció González, quien apuntó que si consiguieran la medida provisional de diciembre, aplazarían estas protestas hasta el año que viene.

Los usuarios aún acuden a Las Mesas para comprobar si el mercadillo empieza a funcionar. «Vine esperanzada en que se hubiera solucionado este problema, pero al ver que no había nada montado en la avenida Puerta del Mar, ya me imaginé que continuaba todo igual. Es una pena porque de aquí me llevaba la comida para casi todo el resto de la semana», afirmó ayer Paqui Muñoz, a quien tampoco le agradaba el nuevo lugar elegido para el mercadillo. «Las cuestas que hay para llegar aquí son muy duras. Para la gente mayor es muy complicado llegar», añadió su marido, Francisco Álamos

El Ayuntamiento explicó que la antigua ubicación del mercadillo en la avenida Puerta del Mar tenía carácter provisional tras ser desplazados allí desde el recinto ferial en 2013, momento en el que se iba a proceder a la renovación de este espacio y para convertirlo en un parque ferial y deportivo.

Además, el Consistorio esteponero alegó que la zona de Las Mesas está anexa a la que ocupaban estos comerciantes en los últimos tres años y que ese traslado mejorará la fluidez del tráfico, evitará que una de las principales arterias de la ciudad permanezca cerrada al tráfico durante las horas de mayor circulación y generará menos molestias para los vecinos.