Diario Sur

Casares y Sabinillas dan la bienvenida al puente que unirá los dos núcleos urbanos

Traslado de la pasarela desde el camión al río.
Traslado de la pasarela desde el camión al río. / L. P.
  • Los trabajos que comenzaron ayer para colocar la pasarela sobre el río Manilva podrían estar terminados antes de este fin de semana

Durante la mañana de ayer, los vecinos de la urbanización Marina de Casares, en la parte costera de este municipio, salieron a la calle ayer para ver las maniobras que hacía el camión que trasladó la pasarela que unirá este municipio con Sabinillas para llegar hasta el río Manilva. Y es que ayer comenzó el montaje de este puente, en el que se lleva trabajando desde hace tres años y que podría estar terminado para este fin de semana.

El alcalde del municipio, Pepe Carrasco, felicitó a los vecinos que en los próximos días podrán ver unidos los dos tramos de Paseo Marítimo que se veía partido en dos por el río que divide los términos municipales de Casares y Manilva.

«Ha sido un trabajo difícil y largo, y ha encontrado diversos obstáculos por el camino, desde la retirada de la primera empresa adjudicataria con su consecuente rescisión del contrato, hasta retrasos derivados de las elecciones autonómicas y la formación del gobierno de la Junta, entre otros», explicó Carrasco.

El primer edil recordó que la pasada primavera se realizó una cadena humana protagonizada por los vecinos y respaldada por el equipo de gobierno que sirvió como protesta por los continuos retrasos que venía sufriendo esta infraestructura. Tras este acto, según Carrasco, la Consejería de Turismo agilizó la reanudación del proyecto y se firmó el acta de replanteo el pasado 16 de septiembre.

El puente consta de dos módulos, uno de 32 metros de largo y otro de diez, que quedarán unidos sobre el río. La pasarela, de 1,5 metros de ancho y 1,80 de alto, está fabricada en madera laminada de pino de color nogal, y se construyó en el municipio vitoriano de Legutiano.