Diario Sur

Juan Antonio Roca, en una foto de archivo.
Juan Antonio Roca, en una foto de archivo. / EFE

La Audiencia Nacional concede a Roca un segundo permiso penitenciario de seis días

  • El exasesor de Urbanismo de Marbella, en prisión desde hace 10 años, disfrutará desde el próximo sábado de su primera salida la cárcel

La Audiencia Nacional ha concedido este miércoles un segundo permiso de seis días al exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y principal condenado por el caso 'Malaya', Juan Antonio Roca, quien a partir de este sábado disfrutará de sus tres primeros días en libertad tras cumplir más de diez años de pena en la cárcel de Alhaurín de la Torre, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas. En un auto firmado este miércoles, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional accede a la petición de la junta de tratamiento para concederle a Roca un segundo permiso condicionado a una valoración previa por parte del equipo técnico encargado de supervisar el buen uso de la autorización de tres días. También estaría supeditado a la ausencia de recurso por parte de la Fiscalía.

Juan Antonio Roca, considerado 'cabecilla' del 'caso Malaya', disfrutará a partir de este sábado de sus tres primeros días de libertad, después de que la Sala de lo Penal desestimara el recurso planteado por la Fiscalía y autorizara su salida de prisión para un interno, según recogía el auto de 11 de noviembre, «clasificado en segundo grado que ha cumplido la cuarta parte de la condena y que observa buena conducta».

La Sala que preside Fernando Grande-Marlaska entendía que, a diferencia de ocasiones anteriores, ahora concurren «importantes modificaciones» de Roca, quien cumple seis condenas con una pena total acumulada de 20 años. De esta forma, argumenta que los procedimientos por los que aún tiene que ser juzgado en ningún caso repercutirá en esa pena máxima, sin que tampoco «parezca que exista riesgo de aprovechar el permiso para huir».

Los magistrados consideran que, a pesar del «gravísimo perjuicio para el Ayuntamiento de Marbella» provocado por el condenado, Roca está colaborando para la liquidación de las «responsabilidades civiles aunque sea con el patrimonio que le fue embargado, sin que conste que haya ocultado bienes en el extranjero».

La Sala que ejecuta la sentencia del 'caso Malaya' acordó el pasado mes de mayo la acumulación de varias condenas firmes que ya tenía y la refundición de las penas impuestas, «fijando la pena máxima a cumplir» en 20 años de prisión, que es el máximo legal establecido.

Una refundición que el propio Tribunal de Málaga señalaba como un trámite «esencial» para poder acceder a beneficios penitenciarios, que no ha tenido hasta ahora. Roca había solicitado 18 permisos vía recursos y todos fueron denegados hasta que no se aclarase la situación de causas pendientes.

En la resolución del Juzgado central de Vigilancia Penitenciaria, a la que tuvo Europa Press, se hacía referencia a esa acumulación y a ese límite máximo de 20 años fijado por la Audiencia de Málaga, que afectaba incluso a las causas pendientes, respecto del que ya habría cumplido una cuarta parte en agosto de 2010 y superado la mitad en agosto de 2015.