Diario Sur

Miles de malagueños esperan la próxima sentencia de la UE sobre las cláusulas suelo

  • Los abogados Carlos Cómitre y Miguel Ángel Jiménez analizan en una conferencia las repercusiones de esta decisión judicial

Los afectados por las cláusulas suelo en toda la provincia de Málaga se cuentan por miles. En próximas fechas, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea pronunciará una sentencia judicial sobre la retroactividad del dinero aportado por los compradores que podría dar la vuelta a la situación económica de más de 100.000 malagueños. Por ello, la asociación de pequeños y medianos empresarios de San Pedro Alcántara (APYMESPA) se interesó por las consecuencias domésticas de este fallo y organizó para la tarde de mañana una conferencia que profundizará en esta temática judicial.

El acto, que tendrá lugar a las 19.00 horas en el hotel NH de la ciudad marbellí, lo protagonizarán el abogado malagueño especialista en consumo bancario, Carlos Cómitre, del despacho Ley 57 Abogados, y el letrado Miguel Ángel Jiménez, del Bufete Jiménez&Asociados.

Los dos conferenciantes defienden en la actualidad a más de un centenar de afectados por las cláusulas suelo en toda la provincia, y en los juicios en los que han participado sobre esta causa hasta ahora, han logrado victorias y acuerdos extrajudiciales con las entidades bancarias denunciadas. Esas firmas propiciaron que las familias representadas dejaran de pagar este cargo añadido a la compra de sus casas.

El Tribunal Europeo hará especial hincapié en la retroactividad del dinero invertido por los afectados por estas cláusulas suelo. Cómitre defenderá en la ponencia de mañana que una sentencia favorable obligaría a la devolución del total de las cantidades abonadas, ya que se ajustaría a lo que la legislación prevé en casos de nulidad. Además, el abogado explicó que el fallo no afectaría a los asuntos con sentencia firme, pero sí a las demandas que están en trámite.

Decisión

En concreto, el Tribunal deberá decidir si ratifica la doctrina del Tribunal Supremo, que determinó la nulidad de las cláusulas suelo por falta de transparencia y fijó su devolución desde mayo de 2013, o bien si los afectados pueden recuperar su dinero desde el inicio de la hipoteca o tras el primer periodo de interés fijo acordado con el banco.

Según apuntó Cómitre, las consecuencias de elegir entre una u otra postura afectará directamente a los bolsillos de los afectados y a los balances de los bancos que, en su mayoría, empleaban esta cláusula en sus hipotecas. El abogado apostilló que las entidades están optando por alcanzar acuerdos ante la proximidad de esta sentencia.

Esta celeridad en los acuerdos extrajudiciales por parte de las entidades bancarias se debe a que si el órgano europeo se posiciona con la retroactividad de estas cláusulas, deberán a empezar a abonar el dinero desembolsado por los compradores de viviendas que habían firmado estas condiciones, un abono que podría ser mayor que lo acordado fuera de los juzgados.