Diario Sur

Los presupuestos de 2017 prevén un superávit de 870.000 euros

  • Los ingresos en el próximo ejercicio superarían los 96 millones euros, mientras que los gastos serán de más de 95,3 millones

Los últimos meses del año en el área económica de un Ayuntamiento están ocupados casi en exclusiva con la elaboración de los presupuestos para el ejercicio siguiente. El próximo pleno ordinario de Estepona llevará a votación la aprobación inicial de este documento, que según adelantó ayer el edil de Hacienda, Manuel Aguilar, tiene una previsión positiva con un superávit de 870.000 euros. Esta cifra se basa en la estimación de ingresos de 96,19 millones y unos gastos que rondarán los 95,32 millones.

Sobre estas cifras, Aguilar explicó que habían consolidado el dinero destinado a inversiones productivas, que será este año de trece millones de euros, y en gasto social, seis en este caso. En estos dos conceptos, pese a no haber ascendido en su partida, mantiene el aumento del 20 por ciento que se produjo el pasado año.

En cuestión de infraestructuras, el edil destacó que el presupuesto llevaba reflejado seis millones de euros para iniciar las obras del centro hospitalario, y existían otras partidas para la construcción de las pistas de atletismo, del aparcamiento subterráneo de la plaza Antonia Guerrero, el inicio de la reforma integral del campo de fútbol San Fernando y la puesta al día de centros escolares, deportivos e instalaciones de playas y jardines.

Reducción de deuda

Aguilar destacó también que para el año 2017, este documento económico prevé 15 millones de euros para el pago de la deuda heredada de otros equipos de gobierno. El edil recordó que el Ayuntamiento debería abonar estos impagos hasta el año 2032 y a este respecto, el concejal explicó que esperan que a final de este mandato, la deuda se sitúe por debajo de los 200 millones de euros, una reducción de más de un 35 por ciento de lo que se había heredado.

En cuestión de política social, el responsable municipal destacó que se ha reservado una partida para crear un cuarto plan de empleo municipal, así como un incremento de las partidas para las asociaciones sin ánimo de lucro que prestan ayuda a los más desfavorecidos.

A nivel de ingresos, Aguilar anunció que por cuarto año consecutivo habría una bajada generalizada de la cuota de IBI, que rondará entre el uno y el dos por ciento con respecto a 2016. De esta forma, se alcanzaría una bajada acumulada del 16 por ciento desde 2011. Por otra parte, el edil anunció que el próximo año será el primero en que se aplique una bajada de la tasa de basura, que continuará en otros tramos durante 2018.