Diario Sur

Comerciantes del mercadillo se niegan a cambiar la ubicación de sus puestos

  • Tras tres semanas sin montar tenderetes por las obras en la avenida Puerta del Mar, el Ayuntamiento trasladó este espacio comercial a Las Mesas

Las obras de asfaltado que se están realizando por tramos en la avenida Puerta del Mar había evitado que en las últimas tres semanas, los comerciantes que montan sus puestos en el mercadillo de Estepona pudieran establecer su negocio allí, como en los últimos años. Los comerciantes se encontraron el pasado lunes con que el Ayuntamiento había notificado a estos tenderos que el espacio comercial se trasladaría a Las Mesas, una decisión que los vendedores ya dejaron de acatar el miércoles.

Los comerciantes se reunieron aquel día en el lugar al que el Consistorio trasladó el mercadillo, para estudiar el espacio al que les habían enviado, y coincidieron en que no era viable. Entre las razones que esgrimieron están la lejanía con el centro de la ciudad, la poca población que vive en la zona, y la falta de infraestructuras como cafeterías o servicios tanto para los propios vendedores como para los usuarios.

Muchos vecinos mostraron su apoyo a los comerciantes el mismo miércoles para que exigieran la vuelta a la avenida Puerta del Mar, ya que creen que es el lugar adecuado para este tipo de mercadillo. Incluso estos residentes propusieron otras ubicaciones que pudieran estar más cercanas al centro de la ciudad como el descampado frente el IES Monterroso o el propio recinto ferial.

En cambio, no todos los vecinos están de acuerdo con la idea. Residentes en la avenida Puerta del Mar afirman que cuando se instaló el mercadillo en esta vía hace cuatro años por las obras en el recinto ferial, tenía un carácter provisional, y piensan que ya se había alargado bastante tiempo en esa situación.

Los comerciantes no están dispuestos a colocar sus tiendas en Las Mesas, y ya han anunciado su intención de convocar una manifestación el próximo miércoles en la que pedirán al concejal de comercio, José Antonio Vílchez, el cambio en su decisión.

Apoyo

A esta iniciativa se unió Costa del Sol Sí Puede, que en un comunicado explicaron que consideran necesaria «la rectificación por parte del Ayuntamiento de Estepona, exigiendo una postura dialogante con los comerciantes del rastro y no la dictatorial mostrada hasta el momento». «Queda claro que el diálogo no es el fuerte de este equipo de gobierno, acostumbrado a hacer lo que le da la real gana, apoyándose en la mayoría absoluta otorgada por los vecinos y vecinas de Estepona, y sin pedir explicaciones ni consejos a nadie», añadieron desde el partido.

Desde el Ayuntamiento recordaron que los comerciantes sabían que su ubicación en la avenida Puerta del Mar era provisional, ya que así se les trasladó tanto a los tenderos como a los vecinos en su momento. Además, las mismas fuentes municipales explicaron que esa zona es una de las de mayor crecimiento en el futuro y que de esta forma el nuevo emplazamiento, anexo al anterior, mejoría la fluidez del tráfico y evitaría que una de las principales arterias de la ciudad permaneciera cerrada al tráfico.