Diario Sur

El Ayuntamiento de Manilva adquiere dos desfibriladores para el uso de la Policía Local

La Policía Local de Manilva cuenta desde ayer con dos desfibriladores que podrá usar en casos de emergencia. El alcalde Diego Jiménez firmó con una empresa especializada la adquisición de los aparatos para este Cuerpo de Seguridad. Los agentes recibieron una charla sobre las características de las máquinas y la importancia que tienen de cara a realizar una actuación de urgencias.

La adquisición de los desfibriladores se consensuó en la última reunión que tuvo el equipo de gobierno con la plataforma 'En el paraíso sin ambulancia', nacida para reivindicar la mejora del servicio de urgencias en el municipio. En el encuentro se dio a conocer la intención de esta compra y de la formación de los agentes para que pudieran utilizarlo.

La situación geográfica de Manilva hace que las ambulancias puedan tardar mucho tiempo en llegar, ya que dependen del servicio de Estepona y del vehículo propiedad del Ayuntamiento, que complementa la labor que presta el SAS en Manilva. Los primeros en llegar al lugar de los incidentes son los agentes de la Policía Local, por lo que serán entrenados para poder realizar estas tareas de reanimación.

Ambulancia

La adquisición de estos desfibriladores coincide con la reparación de la ambulancia del Ayuntamiento, que volvió a entrar en servicio la pasada semana. Desde hacía un par de meses, el vehículo estaba fuera de servicio debido a una serie de incidentes en la Fiesta de la Vendimia en el que el automóvil sufrió actos vandálicos.

Hasta la fecha, el personal sanitario que utiliza la ambulancia ha estado utilizando un vehículo municipal para realizar sus debidas visitas, una situación que no podía ser permanente ya que no se contaba con el equipo necesario para que estos médicos pudieran realizar su trabajo de una forma óptima.