Diario Sur

El Tribunal Supremo se reunirá a finales de mes para debatir sobre el ERE de Estepona

Acto de protesta realizado por los despedidos en el ERE del Ayuntamiento.
Acto de protesta realizado por los despedidos en el ERE del Ayuntamiento. / SUR
  • Pese a que no ha habido notificación oficial, este órgano confirmó al colectivo de despedidos del Ayuntamiento que la fecha elegida sería el próximo día 23

Tras cuatro años de espera, la causa colectiva que abrieron los afectados en el ERE del Ayuntamiento de Estepona contra el propio Consistorio por sus despidos en el año 2012 podría poner su punto final en pocas fechas. Según explicaron desde la plataforma 176 y más, que engloba a todos los que exempleados municipales, la Secretaría del Tribunal Supremo les confirmó que la Sala de lo Social de este órgano judicial se reunirá el próximo 23 de noviembre para debatir sobre la resolución a tomar, pese a que a día de ayer, aún no habían recibido la notificación oficial de esta cita.

En los últimos meses, los despedidos intentaron volver a negociar con el Ayuntamiento su readmisión. El pasado mes de julio, responsables municipales y los sindicatos se reunieron para plantear esta opción, que fue rechazada por la parte municipal. Un mes después de esta reunión, se realizó un informe desde Intervención y el área de Personal en el que se exponía que era «inviable», la readmisión de estos afectados.

Una de las partes de esta propuesta era la de la retirada del procedimiento judicial si se producía la readmisión y según apuntaron desde el colectivo, ahorrar a las arcas municipales la indemnización que tendría que desembolsar el Consistorio en el caso de que el Supremo se posicionara con los denunciantes.

Esta es la segunda vez que el caso llega al Tribunal Supremo. Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictara en 2012 que el despido de los 174 trabajadores era procedente, los demandantes acudieron al alto tribunal para recurrir esta decisión. En noviembre de 2014, la misma sala mandó repetir el juicio al TSJA al estimar que no se había analizado una prueba pericial económica aportada por los sindicatos.

La repetición del juicio en el TSJA se produjo octubre de 2015, y pese a la presentación de este ejercicio pericial, en el que los despedidos intentaban argumentar que la situación económica del Ayuntamiento permitía otras medidas para aplicar el plan de ajuste, el resultado de la Sala siguió siendo el mismo.

El segundo paso por estas cámaras provocó que la espera de los afectados para conocer una sentencia final se haya alargado por más de cuatro años. Si la resolución del Tribunal Supremo tras la reunión del próximo 23 de noviembre siguiera siendo negativa para los despedidos en el ERE, comenzarían entonces los juicios individuales que se quisieran interponer.