Diario Sur

El alcalde de Manilva califica la moción de censura como «una vuelta al pasado»

Fernández y Jiménez durante la rueda de prensa. :: L.P.
Fernández y Jiménez durante la rueda de prensa. :: L.P.
  • El regidor achacó que la única discusión grande que tuvo con IU fue a raíz de subidas de sueldo y del uso de tarjetas de crédito

Un día después de que IU y Compromiso presentaran la moción de censura que el próximo día 11 daría fin, si no hay un cambio radical en alguno de los grupos, al mandato del socialista Diego Jiménez, el todavía regidor compareció junto al secretario de Organización del PSOE provincial, Cristóbal Fernández, para mostrar su desilusión por el cambio de rumbo que podría tomar el Ayuntamiento en las próximas semanas.

El socialista manilveño calificó el pacto firmado entre Compromiso e IU como «una vuelta al pasado», al reunir a los miembros de este segundo partido con los expulsados de éste en 2013 por la imputación de la ex alcaldesa, Antonia Muñoz, en el 'Caso Manilva'.

«No podemos volver al tiempo de los amiguismos, de los favores y de los privilegios. Ahora es tiempo de derechos, de un Ayuntamiento de todos y olvidarnos del pasado y de las imputaciones para darle cabida al trabajo serio», afirmó Jiménez.

Desde IU, partido que gobernó con el PSOE hasta la semana pasada, justificaron el fin del pacto por la exigencia del alcalde de privatizar los servicio de Limpieza y de Deportes, una razón que Jiménez no vio sólida para llegar a la moción de censura. «La única discusión fuerte que hemos tenido los dos grupos ha sido relativa al aumento de sueldo y al uso de tarjetas de crédito», explicó el primer edil.

«Nosotros teníamos claro que el sueldo, que nos lo bajamos al inicio del mandato, era más que digno. Era un ejercicio de austeridad que había que hacer. La única discusión seria era que ellos querían subirse los sueldos y tener una tarjeta de crédito que no entendemos el uso que se le quería dar», añadió Jiménez.

Participación de Antonia

Por su parte, Fernández quiso referirse a la participación de Antonia Muñoz en las negociaciones entre IU y Compromiso, como apuntaba un audio filtrado de la asamblea de este segundo partido. El candidato a nuevo alcalde, Mario Jiménez, confirmó el día de su filtración que Muñoz actuó como mediadora.

«Por lo que hemos conocido, la mullidora de esta moción de censura ha sido la exalcaldesa de este municipio por IU Antonia Muñoz. La misma que este partido expulsó por su implicación en el 'Caso Manilva'. Por eso me gustaría saber que opina la dirección provincial de IU de que la exalcaldesa expulsada negocie en nombre de su partido», afirmó Fernández.

Además, el secretario de Organización puntualizó que durante los últimos meses, los ediles de IU habían intentado desestabilizar al equipo de gobierno, y que la razón para ello era «porque ya tenían pactada la moción de censura con Compromiso». «Cuando el coordinador provincial decía estas semanas que intentaba arreglar los problemas de este pacto, lo hacía con el nuevo acuerdo prácticamente firmado», añadió.