Diario Sur

El PP esperará al estudio preliminar para marcar su postura frente al presupuesto

  • Ángeles Muñoz no señala líneas rojas por el momento, aunque advierte de que el tripartito está aplicando políticas con las que su grupo está totalmente en desacuerdo

La presidenta del PP local, Ángeles Muñoz, no da pistas sobre la postura que adoptará el grupo municipal frente a los presupuestos municipales para 2017, los segundos que elaborará el tripartito. Preguntada ayer por los periodistas al respecto, la dirigente popular afirmó que el grupo esperará al estudio preliminar para valorar las cuentas municipales para el próximo ejercicio y marcar su posición.

El PP, que se abstuvo en la votación para la aprobación del presupuesto el año pasado, esperará por tanto a tener algún tipo de información para pronunciarse, aunque Muñoz advirtió de que el equipo de gobierno está aplicando políticas con las que su grupo está diametralmente en desacuerdo. La líder de los populares se refirió de forma expresa al programa social desarrollado durante este último año y medio. En concreto, sacó a la palestra el déficit que arrastra la asociación de enfermos de alzheimer de Marbella debido a la paralización de la Ley de Dependencia y a la reducción este año de la subvención anual del Ayuntamiento, que se ha recortado en 5.000 euros. «Lo advertimos hace un año, que la política que estaba aplicando este equipo de gobierno podía llevar a que asociaciones o ONG's implantadas en la ciudad se vieran abocadas a cerrar porque no tuvieran el apoyo necesario para sacar adelante sus objetivos», afirmó Muñoz.

Francisco Norte

«Veremos a ver cómo son estos presupuestos -prosiguió-. Todavía no hemos tenido acceso ni siquiera a un estudio preliminar, cuando lo tengamos lo estudiaremos y lo valoraremos». La presidenta y concejala del PP reconoció la existencia de una «fluida» relación con el concejal de Hacienda, Manuel Osorio, fruto de la cual ya hubo días atrás una reunión donde ambos se interesaron por conocer los posicionamientos de partida del otro.

Muñoz no reveló el contenido de la conversación, se limitó a subrayar que el año pasado el PP demostró con su abstención la voluntad para sacar adelante unos presupuestos que no compartían desde el principio, de modo que no se bloqueara la ciudad en un año de legislatura complicado. «Ahora -acotó-, los actuales responsables municipales ya llevan un año y medio en el Gobierno y han plasmado ciertas políticas, por lo que tenemos que estudiar el documento con profundidad».

La presidenta y concejala del PP de Marbella eludió pronunciarse sobre las líneas rojas de Costa del Sol Sí Puede para apoyar las cuentas de 2017. Y aunque ni siquiera comentó la exigencia lanzada para municipalizar la zona azul -que adjudicó el Ejecutivo del PP-, Muñoz refirió que «está muy bien» recuperar servicios, pero recordó que existen instalaciones que ya son municipales y que permanecen cerradas como el Francisco Norte.