Diario Sur

IU y Compromiso oficializan la moción de censura en Manilva

El candidato a alcalde el próximo día 11, Mario Jiménez, en el acto de fundación de Compromiso.
El candidato a alcalde el próximo día 11, Mario Jiménez, en el acto de fundación de Compromiso. / L.P.
  • El 11 de noviembre se votará la marcha del socialista Diego Jiménez, para que lo sustituya el edil de Compromiso Mario Jiménez

Tras dos semanas de idas y venidas, la moción de censura que planeaba por el Ayuntamiento de Manilva ya no tiene marcha atrás. El portavoz de Compromiso, Mario Jiménez, y el líder de IU, Antonio Barragán, presentaron ayer dicha moción en el registro de entrada del Ayuntamiento, poniendo como fecha para hacerla efectiva el próximo 11 de noviembre a las 12.00 horas. El documento, que fue firmado por los cuatro ediles de IU y los cinco del partido formado por los antiguos integrantes de este partido y que lo dejaron tras la expulsión de Antonia Muñoz en 2013, pondrá fin a casi 17 meses de gobierno del socialista Diego Jiménez que hasta hace dos semanas, estaba apoyado por el grupo de Barragán como socio de mandato.

Después de que se desatara la crisis de gobierno en el municipio el sábado 15 tras el anuncio del alcalde de una posible moción de censura, los cinco concejales de Compromiso se pusieron en el centro de las miradas tanto de IU como del PSOE. Estos tres partidos son los únicos que pueden sumar el número mínimo de ediles para obtener una mayoría en la Corporación.

Al grupo liderado por Diego Urieta, aunque en los últimos meses haya tomado el timón Mario Jiménez, le llegaron ofertas tanto de IU como del PSOE para formar gobierno. Pese a que en un momento dado el grupo estuvo muy cerca de apoyar a Diego Jiménez, en el último sprint los militantes decidieron apostar por la propuesta de sus antiguos compañeros de partido.

En este pacto, la Alcaldía la ostentaría Mario Jiménez, hasta ahora número dos de Compromiso. La figura del próximo regidor ha ido creciendo en el partido en esta legislatura, ya que fue el elegido para representar a Compromiso en la Mancomunidad de Municipios, en donde es el delegado de la Oficina Técnica.

Este ofrecimiento de IU contradijo la postura oficial de su grupo provincial. La pasada semana y tras el cese en sus funciones de los ediles de este partido el lunes 17, el coordinador del grupo, Antonio Castro, explicó a este periódico que pese a que entonces no se había empezado a negociar pactos de gobierno, la postura del partido era que Barragán fuera el alcalde ya que Compromiso era una escisión de su grupo y tres de sus concejales estaban imputados en el 'Caso Manilva'.

La negociación de IU con el PSOE parecía imposible. Castro explicó que el único modo en el que el pacto entre los dos partidos pudiera retomarse hubiera sido con la marcha de Diego Jiménez, primero por imponer las privatizaciones de los servicios de Deportes y Limpieza, y segundo por su también imputación en el 'Caso Manilva' y su posible llamada a juicio oral. Finalmente, IU apoyó a Mario Jiménez, también investigado en la causa.

La aparición de Muñoz

La asamblea celebrada el lunes por Compromiso, que el propio partido catalogó como «privada», tuvo mayor repercusión de la que esperaban. Esto fue debido a un audio filtrado de una contestación de Mario Jiménez a un militante sobre la presencia de Antonia Muñoz en las negociaciones con IU. La exregidora, principal investigada en el 'Caso Manilva' en donde se estudian más de 300 posibles casos de enchufismo dentro del Consistorio, había sido relacionada con IU desde la campaña electoral, y en esta ocasión, Jiménez afirmó había actuado como intermediaria en las negociaciones entre los dos partidos firmantes.

Desde la agrupación local de IU desmintieron que Muñoz hubiera actuado en el nombre del partido, aunque Barragán sí explicó a este medio que a ella «se le escuchaba por ser simpatizante del partido, como a todos los demás, y además por ser exalcaldesa».

Sobre la filtración, Compromiso anunció que habían iniciado una investigación para localizar al responsable de la grabación y estudiar posibles acciones legales contra él. También apuntaron al PSOE por utilizar dicho audio, y explicaron en un comunicado que también podrían «interponer acciones judiciales por la difusión de las grabaciones sin el consentimiento de los afectados».

Dos años, cinco alcaldes

Justamente hoy se cumplen dos años desde que Antonia Muñoz dejó la alcaldía de Manilva. Contando a Muñoz y con la llegada de Mario Jiménez al gobierno, el municipio contó desde octubre de 2014 con cinco alcaldes diferentes, y se da la circunstancia que todos ellos están imputados en la misma causa. Este desfile de regidores empezó con la marcha de la exmilitante de IU, para que de manera momentánea la sustituyera el edil de la ASM, Emilio López Berenguer, que en esos momentos era socio de gobierno de los concejales independientes.

López Berenguer, uno de los denunciantes en el Caso Manilva y que después resultó investigado, ejerció el cargo unas dos semanas, momento en el que se oficializó la llegada a la alcaldía al entonces número dos de Muñoz, Diego Urieta, quien ostentó el cargo hasta final de la legislatura.

Para las elecciones municipales Urieta y la mayoría de concejales que fueron expulsados de IU -partido al que intentaron volver y fueron rechazados-, formó Compromiso Manilva para concurrir a los comicios, pero perdieron en votos con el PSOE liderado por Diego Jiménez. El actual alcalde lleva desde entonces intentando que la jueza elimine su etiqueta de investigado, una petición que ha sido rechazada en varias ocasiones. Ahora el relevo en el cargo será Mario Jiménez, el quinto regidor en este periodo de tiempo.