Diario Sur

El centro de atención de enfermos de alzheimer arrastra déficit y pide ayuda

El alcalde de Marbella visitó ayer las instalaciones situadas en Las Albarizas junto a Victoria Morales.
El alcalde de Marbella visitó ayer las instalaciones situadas en Las Albarizas junto a Victoria Morales. / Josele-Lanza -
  • La dirección, que tiene congelados los precios a los usuarios desde la apertura en 2006, afirma que tanto las aportaciones privadas como las públicas han disminuido sensiblemente

El Centro de Atención Diurna Nieves Barranco, único referente en la atención a enfermos de alzheimer en Marbella, atraviesa tiempos difíciles. Las dependencias creadas en 2006 de la mano de AFA, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de la ciudad, resienten la disminución de las ayudas privadas y públicas que reciben hasta el punto de que arrastran un déficit anual que ronda los 20.000 euros. La dirección reconoce que tanto el 'impasse' en el que se encuentra la Ley de Dependencia como el recorte que ha sufrido este año la subvención que otorga el Ayuntamiento de Marbella han hecho mella en las finanzas del centro, que se encuentra al cien por cien con sus 55 plazas ocupadas.

«Demandamos más apoyo institucional. Las ayudas privadas se han visto un poco mermadas y las públicas también. Tenemos dificultad económica, no se cubren gastos y no queremos que eso repercuta en un empeoramiento del servicio con la reducción de personal ni en una subida de las cuotas a los usuarios», afirma a SUR la directora del centro, Ana Moreno.

El equipo directivo tuvo oportunidad ayer de explicar la situación directamente al regidor de Marbella, José Bernal, que visitó por primera vez las instalaciones desde que accedió a la Alcaldía en junio de 2015; lo hizo en compañía de la concejala de Derechos Sociales, Victoria Morales. El alcalde agradeció tanto a la Junta Directiva como al personal «su compromiso con los usuarios a los que ofrece sus servicios, con la realización de talleres y otras actividades en este centro». Mientras que la responsable municipal del ramo subrayó que la subvención que el Ayuntamiento ha otorgado a esta asociación este año por concurrencia pública es de 15.000 euros, 5.000 euros menos que en 2015.

«La relación con el Ayuntamiento siempre ha sido buena y sabemos que el Consistorio está poniendo de su parte, pero la subvención se ha visto disminuida con respecto a otros años y no es suficiente», indica la directora de este centro especializado en demencia y deterioro cognitivo.

El origen del déficit

En estas instalaciones existen dos servicios principales, Talleres de Estimulación y Unidad de Estancia Diurna. Moreno explica que aunque la institución es privada, la Junta de Andalucía tiene concertadas 37 de las 40 plazas de la Unidad Diurna, que se ofertan dentro de la Ley de Dependencia. No obstante, la Administración autonómica sólo cubre 23 plazas, permitiendo al centro ocupar transitoriamente las 14 restantes con usuarios privados que pagan una cuota fija mensual de 550 euros. El problema es que el coste de los servicios no se cubre con el coste de las plazas privadas. «Lo ideal sería que tuviéramos el centro con las 37 plazas públicas llenas, pero al estar parada la Dependencia esas plazas las cubrimos con usuarios privados y el ingreso por plaza privada para nosotros es casi la mitad, de ahí viene el déficit», subraya Moreno. «Para eliminarlo -continúa-, lo fácil sería poner el precio de la plaza al nivel que lo tiene cualquier otro centro de estas características, pero es que la idea no es esa, sino que se mantenga el espíritu de asociación y la única forma de hacerlo es contar con un poquito más de ayuda institucional».

Servicio cubierto

Desde la dirección subrayan que la cuota fija mensual por plaza para los usuarios no concertados no ha experimentado variaciones desde la apertura de las instalaciones hace diez años (ni siquiera se ha repercutido el IPC), y reclaman atención habida cuenta de que el centro cubre un servicio que no se presta desde las instituciones públicas.

«Entre que la Ley de Dependencia está parada y que la subvención anual del Ayuntamiento que nos acaban de aprobar ha disminuido, tenemos una situación difícil», abunda Moreno, quien explica que la Junta Directiva ha tomado medidas para mantener la viabilidad de la institución. Junto a la bajada de sueldos para el personal, también ha recortado en el gasto de suministros, tales como electricidad o agua.

El Centro de Atención Diurna Nieves Barranco, ubicado en la calle José Manuel Vallés, cerca del centro de salud de Las Albarizas, está atendido por 13 profesionales -enfermeras, auxiliares de enfermería, psicólogas, una terapeuta ocupacional, una fisioterapeuta, una trabajadora social y un administrativo-. Desde que abrió sus puertas en 2006, son 250 usuarios los que han pasado por la Unidad de Día o los Talleres de Estimulación, pero, además, como indica la propia directora, a esta cifra habría que sumar las personas que han acudido al centro para recibir orientación e información sobre la enfermedad de alzheimer.