Diario Sur

Convocan una protesta tras tener una madre lactante que abandonar una tienda en Marbella

  • Los hechos sucedieron la pasada semana en un centro comercial del municipio

Varias madres lactantes de Marbella han convocado una concentración en un centro comercial de la ciudad el próximo 5 de noviembre como medida de protesta después de que una mujer fuera "invitada" a abandonar la zapatería en la que daba el pecho a su hija.

Los hechos sucedieron la pasada semana cuando Roser Sabater acompañaba a una amiga a hacer compras en el centro comercial La Cañada y en el interior de una zapatería su hija de tres meses comenzó a llorar porque tenía hambre.

La madre se sentó en uno de los bancos de la tienda y comenzó a dar el pecho al bebé, "de una forma pudorosa, porque yo soy muy discreta y no voy enseñando nada", aclara Sabater.

Tras pasar cinco minutos, una dependienta "invitó" a la madre a que se marchara al baño, donde supuestamente hay una zona de lactancia, pero Sabater se negó porque, según explica a Efe, "no lo hizo para que yo me sintiera más cómoda, sino para evitar las quejas de los clientes".

La afectada comenta que en ese momento no hubo queja de ningún cliente pero la dependienta le argumentó que era la política del establecimiento para evitar posibles molestias.

"Me parece denigrante y discriminatorio que yo tenga que encerrarme en una sala para alimentar a mi hija cuando hay personas que llevan escotes que enseñan más que yo", se queja Roser Sabater.

Añade que "está muy bien que haya zonas de lactancia pero hay libertad para hacer uso de ellas; yo tengo que estar cada media hora amamantando y en ese caso estaría todo día encerrada y si no pudiera dar el pecho en cualquier lugar, no podría salir de casa", lamenta.

La dependienta que solicitó a Sabater que se marchara a la zona de lactancia ha manifestado a Efe que sigue directrices de la propiedad "porque sólo hay dos asientos en la tienda y además hay gente a la que no le gusta".

Sabater avanza que la concentración, que tendrá lugar el sábado día 5 a las diez de la mañana, pretende ser un acto informativo sobre cómo la ley protege a la madres que dan el pecho a sus hijos y "no una simple tetada".