Diario Sur

La Costa del Sol Occidental fue la comarca que más tiró del empleo en Málaga durante la crisis

Camarera de piso en un hotel de Marbella. :: josele-lanza
Camarera de piso en un hotel de Marbella. :: josele-lanza
  • Un informe de la Madeca la sitúa como locomotora de la economía provincial junto a la Axarquía en el periodo analizado de 2009-2015

La Axarquía y la Costa del Sol Occidental fueron las dos comarcas malagueñas que mejor comportamiento tuvieron durante la crisis y tiraron del empleo en Málaga convirtiéndose en las locomotoras de la economía provincial. Así se concluye en el estudio elaborado por la Fundación Madeca de la Diputación para analizar la situación de los sectores productivos entre 2009 y 2015 estudiando el número de afiliados a la Seguridad Social y de establecimientos por sector y territorios.

Durante este periodo, el litoral occidental, gracias a su potencial turístico, presenta el mayor incremento absoluto y porcentual de afiliados a la Seguridad Social: 10.032, un 7,28% más. Mientras que la Axarquía, merced a la fortaleza de su oferta agraria, fundamentalmente los subtropicales, se sitúa en segundo lugar con 2.178 afiliados más, un incremento del 5,75%. Le siguen la capital con 2.365 inscritos más en la Seguridad Social (un 1,01%) y el Valle del Guadalhorce (334 afilados más, un 1,22%), según los datos del informe presentado ayer por el vicepresidente primero de la Diputación, Francisco Salado, el director de Madeca, Francisco José García, y los autores del estudio, el economista Francisco Pérez, y el geógrafo Adrián Ramos.

«La Axarquía y la Costa Occidental son dos zonas que podemos calificar como preponderantes en el conjunto de la provincia, se convierten en locomotoras de la economía y de la producción», remarcó García.

En el lado opuesto de la balanza, los comportamientos más negativos se dieron en la Sierra de las Nieves, donde la afiliación cayó un 12,92% (570 inscritos menos en la Seguridad Social) y en la Serranía de Ronda, con una bajada del 10,81% -una disminución de 1.412 cotizantes-. También descendieron los afiliados en las comarcas de Nororma, un 4,81% menos, Guadalteba (3,87% de caída) y Antequera (una bajada del 2,61%).

El estudio, de unas 400 páginas, concluye que Málaga tiene una estructura productiva más amplia y equilibrada que el resto de Andalucía y que la provincia es hegemónica a nivel andaluz en actividades inmobiliarias, hostelería, construcción -los tres pilares básicos en los que tradicionalmente se ha basado la economía provincial- y el servicio doméstico.

Respecto al servicio doméstico -llamado en el informe actividades del hogar- fue el único sector que creció en todas las comarcas durante el periodo de años analizado ya que los afiliados se han incrementado con 4.162 afiliados más, un incremento del 34,55%. Una subida que fuentes consultadas achacan al hecho de que en este periodo se puso en marcha la nueva normativa regularizadora del servicio doméstico.

Por sectores, las afiliaciones subieron en la hostelería (8.479; un 15,89% más); la educación (5.539; un 28,05% de crecimiento) , las actividades sanitarias y de servicios sociales (4.318; un 10,75% más). Mientras que hubo descenso en la construcción (una caída de 13.594 cotizantes), la agricultura (3.911 menos), y las industrias extractivas (216).

En la comparativa entre Málaga y Andalucía, el estudio concluye que la provincia tiene una estructura productiva más amplia y equilibrada que el resto de provincias andaluzas y que es hegemónica en actividades inmobiliarias, hostelería, construcción y servicio doméstico. Y añade además que Málaga es «potente» en sectores como actividades recreativas, artísticas y de entretenimiento; actividades administrativas y servicios auxiliares; actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades financieras y de seguros; suministro de agua, saneamiento, residuos y descontaminación; comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos; y actividades sanitarias y de servicios sociales.

El informe remarca que la capital presenta datos de mucha especialización en sectores de servicios avanzados pero «no es relevante» en los cuatro sectores en que la provincia es hegemónica a nivel andaluz.