Diario Sur

El PSOE se queda solo y en minoría en la alcaldía de Manilva

El alcalde, Diego Jiménez, junto a los concejales socialistas en la rueda de prensa de ayer. :: L.P.
El alcalde, Diego Jiménez, junto a los concejales socialistas en la rueda de prensa de ayer. :: L.P.
  • El regidor, Diego Jiménez, informó ayer del cese de funciones de los concejales de IU tras el anuncio de una posible moción de censura

El divorcio político entre PSOE e IU en Manilva quedó oficializado en la mañana de ayer. Después de que el sábado el alcalde, Diego Jiménez, lanzara un comunicado a través de la televisión municipal en la que barruntaba una posible moción de censura liderada por los socios de gobierno de IU, el propio regidor anunció ayer que los cuatro ediles de esa formación habían dejado de desempeñar sus funciones como responsables municipales. De esta forma, el equipo de gobierno lo formarían sólo los cinco concejales socialistas.

Jiménez explicó que la fractura se habría producido tras un cambio de actitud de IU, aunque no entendía la posibilidad de la moción de censura «ya que no ha habido ninguna discusión ni un gran motivo para adoptar esta decisión».

El alcalde afirmó que en los últimos quince días había intentado reconducir la situación, «pero no he tenido nunca la respuesta de los compañeros de IU». «De esta forma empezaremos una ronda de contactos con el resto de partidos para intentar mantener la estabilidad», añadió.

Por su parte, el portavoz de IU, Antonio Barragán, no se mostró sorprendido al conocer el cese de sus ediles, ya que el comunicado de Jiménez del sábado le hizo presagiar esta decisión. «La verdad que no teníamos la intención de plantear una moción de censura todavía. Es algo de lo que se había hablado, pero después de todo esto, se han precipitado los acontecimientos», comentó el líder de IU.

Barragán apuntó que finalmente los ediles acatarían la decisión que se tome en el grupo provincial, un órgano que vería con buenos ojos la propuesta de una moción de censura. «Nosotros le hemos ido pasando informes de todo lo que ha ocurrido en los últimos meses, y ellos están al tanto de todo», apuntó el manilveño.

Mociones

Pese a que Jiménez aseguró que no sabía los motivos de la ruptura, el portavoz de IU achacó esta separación al rechazo de las propuestas que este grupo realizaba y se rechazaban. «Se puede ver en las actas que todas las mociones que presentábamos, el alcalde nos las tumbaba. Vimos que no se estaba respetando lo firmado en el pacto de gobernabilidad y que nos teníamos que ir abriendo paso a codazos», relató Barragán.

El hecho que comenzó este proceso fue el rechazo a la municipalización del servicio de agua respaldada por IU. «Era uno de los puntos que llevábamos en nuestro programa electoral, e incluso nos reunimos con Acosol. Al final nos tumbaron la moción. Esa fue la gota que colmó el vaso», explicó Barragán.

Ahora tanto los socialistas como IU iniciaran conversaciones con el resto de partidos. El único que puede facilitar un gobierno es Compromiso Manilva, con cinco concejales, un grupo formado por los antiguos ediles de IU que tuvieron que dejar el partido por la imputación de Antonia Muñoz en el Caso Manilva. Su portavoz, Diego Urieta, anunció una asamblea para decir la hoja de ruta a seguir, y es que ahora el exalcalde tiene la llave de la gobernabiliad.