Diario Sur

Condenan por intrusismo y lesiones a un hombre que ejercía de cirujano plástico

marbella. La Audiencia de Málaga ha confirmado la pena a un año y siete meses de prisión impuesta a un hombre que ejercía de cirujano plástico en Marbella sin tener la titulación, que ha sido condenado por los delitos de intrusismo profesional y lesiones. Así, se desestima el recurso presentado por la defensa.

El juzgado de lo Penal consideró probado que el acusado presentó en marzo de 1997 en el Ministerio de Educación copias cotejadas por notaría con un título diploma de especialista en cirugía plástica y estética otorgado por la Universidad de París.

Además, presentó otro documento que acreditaba que dicho título homologaba una formación en cirugía médica general y otro diploma de Medicina; documentación toda que «por el acusado o por un tercero con su conocimiento» habían sido alterados, ya que «no había obtenido el título de especialista en cirugía plástica».

Esa alteración, dice la resolución, se realizó a través de los originales de un conocido del acusado, al que ofreció trabajo. Una vez tuvo esos documentos y, «pese a que aún no había finalizado sus estudios en Francia», los presentó para solicitar la homologación en España, que consiguió. Tras esto, se colegió como especialista en cirugía plástica y reparadora y obtuvo de la Universidad de Salamanca la posibilidad de realización de cursos de doctorado para finalizar sus estudios. Desde 2002, comenzó a ejercer en una clínica de Marbella donde realizaba intervenciones de estética, dándose publicidad de distintas formas.

Entre otros pacientes, en mayo de 2006, el procesado atendió a una mujer para practicarle una reducción mamaria, pero cuando realizó la intervención el acusado hizo también una liposucción lateral del tórax «sin el consentimiento» de la perjudicada y le dejó secuelas «a consecuencia de utilizar una mala técnica profesional», como lesiones, cicatrices y asimetría mamaria.