Diario Sur

Piden cinco años de cárcel para Yagüe por colocar a su exmarido en el Ayuntamiento de Marbella

Marisol Yagüe, en el centro, a su entrada en prisión.
Marisol Yagüe, en el centro, a su entrada en prisión. / Sur
  • Fiscalía la considera responsable de dos delitos de prevaricación y uno de malversación, por lo que también solicita que sea condenada a 20 años de inhabilitación

La Fiscalía acaba de solicitar que la exalcaldesa de Marbella Marisol Yagüe sea condenada a cinco años de prisión y a otros 20 de inhabilitación por colocar al que entonces era su marido en un puesto del Ayuntamiento de la localidad. En concreto, asegura que la exregidora le designó verbalmente como coordinador general de Hacienda en el Consistorio «sin ajustarse a procedimiento legal alguno».

Según se plasma en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, el nombramiento del ya exmarido de Yagüe no fue autorizado por la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento. De hecho, se dice que ni se dio cuenta del mismo en el pleno ni tampoco se dictó ningún decreto por el que se realizase la designación. El Ministerio Público también señala al que entonces era gerente de la Sociedad Municipal de la Gerencia de Obras y Servicios de Marbella, que fue quien «cumplió con la orden verbal» de Yagüe. Así, contrató al exmarido de la exalcaldesa en julio de 2003, «a pesar de conocerse el incumplimiento de los requisitos legales» por parte de estas tres personas.

De esta manera, desde el momento de la contratación hasta un año después, el exmarido de Yagüe supuestamente percibió una retribución neta media mensual de 3.194,14 euros. Sin embargo, a principios de agosto de 2004, la exregidora «ordenó» al gerente que subiera el salario de su exmarido hasta el importe neto de 4.808 euros.

Al parecer, este incremento se llevó a cabo tras pedirlo el exmarido de Yagüe. Siempre según asegura la Fiscalía, la intención de los acusados no era otra que apoderarse de fondos públicos municipales bajo la apariencia de una mayor actividad laboral del mismo, que realmente no se prestó.

La subida de sueldo, continúa el escrito, se acordó por Yagüe, que actualmente se encuentra en la prisión de Alhaurín cumpliendo condena por el ‘caso Malaya’, sin ajustarse a procedimiento legal alguno ni a los convenios colectivos vigentes. Asimismo, todo se habría hecho a espaldas de la Junta de Gobierno Local y del pleno, que no tenían «conocimiento» de lo que ocurría.

Desde el Ministerio Público se precisa que el apoderamiento fue de un total de 37.146 euros. Además, se insiste en que el gerente de la sociedad municipal consintió y ejecutó los pagos «con pleno conocimiento de su ilegalidad».

La Fiscalía considera que todos estos hechos se corresponden con dos delitos de prevaricación y otro de malversación, de diferente tipología según el acusado. Aun así, solicita la misma pena de prisión citada anteriormente y 20 años de inhabilitación para cada uno de los tres procesados.

No es la única condena que espera que se les imponga, ya que también ha solicitado que paguen cada uno de ellos 3.600 euros de multa y que indemnicen de forma conjunta y solidaria al Ayuntamiento de la localidad con 37.146 euros.