Diario Sur

Marbella se pasea con peineta por la Quinta Avenida

Obras de Curro Leyton
Obras de Curro Leyton
  • Una representación de mujeres marbellíes ataviadas con mantilla participan por segundo año en el Desfile de la Hispanidad en Nueva York

Más de medio siglo lleva la Quinta Avenida de Nueva York siendo escenario del Desfile de la Hispanidad con motivo de la celebración del 12 de Octubre, una fiesta llena de colorido en la que tienen cabida colectivos de países de habla hispana. También España, de la mano del Centro Español La Nacional, que cada año organiza un evento especial en el que se reconoce la trayectoria de compatriotas que han destacado a nivel internacional. En esta ocasión le ha tocado al exfutbolista Raúl González Blanco. Desde 2015 Marbella se ha hecho un hueco en ese desfile. Si el de 2015 fue el del estreno, el celebrado hace una semana da por superada la prueba abriendo la puerta a una colaboración permanente. Así lo explica la periodista Bárbara de Cárcer, una de las participantes marbellíes. «Empezamos viajando ocho y este años hemos ido 20. El objetivo es que el número de vaya incrementando».

Bien alejada de la imagen de turismo, lujo, sol y playa que proyecta la ciudad en el exterior, la delegación marbellí participa en el desfile con trajes de mantilla negros y una banda con el nombre de la ciudad. «Fue una sugerencia que nos hizo Pepe Navajas, el promotor de todo esto, que colabora estrechamente con el Centro Español La Nacional en Nueva York», explica De Cárcer. Junto a ella, se ha embarcado en esta aventura la diseñadora local Rocío Salas, proveedora oficial de los trajes y peinetas que han lucido las españolas residentes en Estados Unidos que han querido estar el desfile. Tampoco ha querido perderse el encuentro la ganadora del certamen de diseño Marbella Crea, Patricia Luque.

Ni siquiera la lluvia que este año ha acompañado a la fiesta ha podido con las ganas de celebración de la delegación española en Nueva York, en la que no faltó la Tuna España para participar en la unión entre los pueblos latinoamericanos.

A la comitiva de féminas se ha sumado el pintor malagueño Curro Leyton, que ha querido pasear por la Quinta Avenida de Nueva York algunas de sus obras dedicadas al Quijote. Para ello ha contado con el patrocinio del Ayuntamiento de Benahavís. En concreto, diez litografías y una bandera de 4x4 metros, todas portadas por voluntarios, han participado en el desfile, convirtiendo a la sección andaluza en toda una exposición andante.

Otro artista con sello marbellí, el joven bailarín sampedreño Alberto Morales, que trabaja en Nueva York, quiso acompañar a sus paisanos paseando con orgullo el nombre de su ciudad por el corazón de la Gran Manzana.