Diario Sur

Apoyo vecinal para un local sin respaldo técnico

Rafael Mérida, Cristóbal Garre y Manuel Cardeña registran las firmas recogidas.
Rafael Mérida, Cristóbal Garre y Manuel Cardeña registran las firmas recogidas. / Josele-Lanza -
  • La antigua Oficina de Denuncias de la Policía Local en San Pedro, nuevo frente de discusión política

  • El PP recoge un millar de firmas a favor de la vuelta del servicio policial a unas instalaciones que, según el equipo de gobierno, no cumplen con los parámetros legales

Equipo de gobierno y PP se enzarzan en una nueva disputa esta vez a cuenta de la antigua Oficina de Denuncias de la Policía Local de San Pedro, instalaciones que han dejado de tener este uso, pero que siguen abiertas como dependencias para gestiones del servicio de grúa municipal. Durante años funcionó a modo de extensión de la jefatura del cuerpo policial en San Pedro, donde igual se trasladaban detenidos -las instalaciones disponen de calabozo- que se podían interponer denuncias por parte de los ciudadanos. El fin de estos servicios, que el equipo de gobierno tripartito trasladó hasta las oficinas con las que la Policía Local cuenta en el polígono industrial, motivó la movilización de los ediles del PP que iniciaron una recogida de firmas para exigir la reapertura, al tiempo que el teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña, defendía que las instalaciones «no cumplen con los parámetros legales» para mantener el uso otorgado hasta ahora.

Los ediles populares Manuel Cardeña, Javier Mérida y Cristóbal Garre presentaban ayer por registro de entrada el millar de firmas recogidas a favor de la vuelta del uso policial de esta oficina ubicada en pleno centro de San Pedro. «Estas son las primeras mil, pero habrá más -advertía Cardeña- porque seguimos recabando el apoyo de los vecinos contra este cerrojazo que priva de un servicio que se estaba ofreciendo en San Pedro, que era apreciado por los usuarios y que daba además seguridad a la zona, en pleno centro de este núcleo de población».

Solo unos minutos después de la comparecencia ante los medios de los ediles populares era el propio teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña, quien acompañaba a los periodistas hasta el interior de las instalaciones en cuestión con idea que se comprobara in situ que la oficina, defendió, «no cumple con los parámetros legales al presentar problemas estructurales y de seguridad heredados del anterior Ejecutivo local, tal y como avalan los informes técnicos presentados por la jefatura de la Policía Local y los sindicados policiales», expuso Piña.

Deficiencias

El edil relató una serie de deficiencias que, aseguró, presentan a día de hoy estas instalaciones y que hacen inviable que puedan volver a tener el uso como oficina de la Policía Local. «No cumple con la legislación en materia de accesibilidad, tampoco con los parámetros exigibles como la falta de baño, sin contar con la falta de espacio en el calabozo, y la cercanía de éste con el mostrador de atención, lo que provocaba situaciones tan grotescas como que el detenido se cruzara con su denunciante en un pequeño espacio», relató el concejal a este periódico.

Por contra, para el grupo municipal del PP, la eliminación del servicio policial en este punto de San Pedro ha sido un «nuevo error del tripartito, que vuelve a restar servicios, en lugar de sumar, a los vecinos, que también soportan serios problemas de limpieza y de seguridad, sin que los responsables municipales hagan nada para evitarlo». Para Manuel Cardeña, el resultado de la campaña de recogida de firmas ha sido «inmejorable» al entender que «pone de manifiesto la clara voluntad de los sampedreños, que quieren que la Oficina de Denuncias siga estando en el centro de San Pedro».

No entraron los populares a valorar el estado en el que se encuentran las instalaciones, algo que, según Rafael Piña, «ocultan desde el PP». El teniente de alcalde de San Pedro explicó que los servicios suprimidos de este punto se trasladaron a las dependencias con las que cuenta la Policía Local en el polígono industrial. Además, se ha habilitado en la propia sede de la tenencia de alcaldía en la plaza de la Iglesia, un punto de atención policial donde se pueden interponer denuncias.

Pese a las deficiencias que presenta, el local de Marqués del Duero sigue abierto, aunque solo como oficina de gestión de la grúa municipal. El equipo de gobierno sostiene que este uso es provisional hasta que se disponga de una partida económica que permita la rehabilitación de unas dependencias a las que en un futuro, avanzó Rafael Piña, se trasladaría el personal de Urbanismo y Vía Pública de San Pedro.