Diario Sur

El primer permiso de Juan Antonio Roca, pendiente de si recurre la Fiscalía Anticorrupción

Roca, en una imagen de archivo durante un juicio.
Roca, en una imagen de archivo durante un juicio. / Efe
  • El cerebro de la 'operación Malaya' entró en la cárcel el 29 de marzo de 2006 y desde entonces no se le ha concedido ni una sola salida

El primer permiso penitenciario de tres días concedido al cerebro de la operación Malaya, Juan Antonio Roca, exasesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella y que lleva más de diez años en prisión, podría no hacerse efectivo si recurre la fiscalía Anticorrupción.

Fuentes judiciales han dicho a Efe que el permiso se ejecutará cuando sea firme, por lo que será necesario esperar si Anticorrupción mantiene su negativa como hasta ahora a que no se le concedan beneficios penitenciarios.

El pasado mayo el tribunal de juzgó el caso Malaya acordó la acumulación de las condenas firmes y la refundición de las penas impuestas hasta ese momento y fijó la pena máxima que deberá cumplir Roca en 20 años, que es el máximo legal establecido.

Tras esa refundición, trámite necesario para poder acceder a beneficios penitenciarios, ayer el Juzgado de Vigilancia Penitencia de la Audiencia Nacional dictó un auto en el que le concedía su primer permiso penitenciario de tres días.

Una vez sea firme el auto será el propio Juan Antonio Roca, desde la prisión de Alhaurín de la Torre, quien proponga los días en los que quiere disfrutar del permiso.

Condenas

Roca ha sido condenado en sentencia firme por los casos Saqueo 1, Minutas, Belmonsa, Urquía, y Malaya y está pendiente de juicio por otros 120 procedimientos más, sobre los que la Fiscalía General del Estado no aceptó, el pasado junio, la propuesta realizada por el cerebro de la trama de llegar a un acuerdo global tras declararse culpable.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha tomado la decisión de concederle su primer permiso tras el visto bueno de la junta de tratamiento de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga), en la que Roca cumple condena.

La dirección de la prisión justificó su propuesta de permiso -a la que se opuso el fiscal- en la evolución "muy positiva" del interno y en la necesidad de dar este tipo de pasos como preparación de la vida en libertad.

Juan Antonio Roca ingresó en prisión el 29 de marzo de 2006 y desde entonces no se le ha concedido ni un solo permiso, a pesar de que -como señala el auto- ha solicitado 18 y que en 2013 la junta de tratamiento de la prisión propuso que se le concediera.

Además, el juez tiene en cuenta la "correcta" conducta del preso, que no ha motivado ninguna incidencia negativa, "más bien lo contrario", pues tiene "un excelente comportamiento y una actitud positiva, respetuosa y de plena consideración tanto respecto al resto de los internos como hacia los trabajadores del centro".