Diario Sur

El plan de revitalización comercial del casco antiguo destinará fondos europeos para mejoras en jardinería

La Plaza de Los Naranjos será una de las zonas beneficiadas.
La Plaza de Los Naranjos será una de las zonas beneficiadas. / Josele-Lanza -
  • El Ayuntamiento empleará más de 60.000 euros para acondicionar alcorques y reponer ejemplares durante este mes de octubre

El plan de revitalización comercial ideado por el Ayuntamiento para el casco antiguo de Marbella, un entorno emblemático y muy turístico, caracterizado por poseer una elevada concentración de negocios, contempla la utilización de fondos europeos para mejoras en jardinería. El propósito es acondicionar tanto los alcorques del arbolado como las zonas perimetrales que se encuentren levantadas por efecto de las raíces. Asimismo se sustituirán las jardineras deterioradas y se repondrán las especies arbóreas que falten o estén muertas. Todo ello con el propósito de que los compradores encuentren más agradable el entorno.

La actuación, que se llevará a cabo conjuntamente entre las concejalías municipales de Obras y Comercio, se va a ejecutar con una subvención de la Cámara de Comercio, a través de fondos europeos, que fue solicitada por la concejalía de Comercio, en colaboración con la de Obras.

En total, según anunció el concejal de Comercio, Manuel Morales, se invertirán 60.495 euros. El 80 por ciento de esta cantidad correrá a cargo de dichos fondos europeos y el 20 por ciento restante saldrá de las arcas municipales.

Plazos de la convocatoria

Las actuaciones se ejecutarán durante este mes de octubre, conforme a los plazos marcados por la convocatoria de la subvención concedida, y beneficiarán a la Plaza Cantarranas, la Plaza Puente Ronda, la calle Peral, la Plaza de Los Naranjos, la Plaza San Bernabé, la Plaza del Castillo, la Plaza Hospitalillo, la Plaza Manuel Cantos, la calle Marqués de Nájera, la calle Arte, la calle Portada y la Plaza del Santo Cristo.

La responsable municipal de Obras, Blanca Fernández, explicó que la mayoría de los alcorques del casco antiguo, ejecutados en caucho, están muy deteriorados, y que debido a su disposición, «abrazando al tronco», el pavimento se va rompiendo con el crecimiento del árbol lo que supone un riesgo para los transeúntes. Por ello, la edil concretó que el proyecto tiene como objetivo subsanar estas deficiencias, remodelando los alcorques y jardineras deterioradas y acondicionando las zonas perimetrales que se encuentren levantadas. Además, se aprovechará para sustituir las especies de árboles que faltan en dichos alcorques o que se encuentren actualmente sin vida.

euros de presupuesto. El 80 por ciento de esta cantidad correrá a cargo de fondos europeos y el 20 por ciento restante saldrá de las arcas municipales.