Diario Sur

El PSOE acata el archivo de la denuncia contra Espada y avisa de que seguirá velando por el interés común

El secretario de Organización del PSOE de Marbella, Javier Porcuna, mostró ayer su respeto por la decisión de la Audiencia Provincial de Málaga que ha archivado definitivamente la querella presentada por la agrupación local contra el que fuera concejal de Playas durante el gobierno del PP, Antonio Espada, al que se acusaba de contratar material de su empresa con el Ayuntamiento durante su etapa como edil.

Tras mostrar su respeto por la decisión judicial, Porcuna advirtió de que el PSOE seguirá defendiendo los intereses de los ciudadanos. De hecho, sacó a la palestra el llamado 'caso Funky Buddha', en el que se imputó al exconcejal de Urbanismo Pablo Moro por no paralizar unas obras irregulares en un club de playa, a raíz de otra denuncia del PSOE. Porcuna insistió que durante la instrucción quedó claro que habían existido «importantes irregularidades que la justicia tendrá que aclarar todavía». Al respecto, este pasado viernes el PP daba a conocer que el Juzgado de Instrucción número 1, ha desestimado la petición del PSOE de imputar a la exalcaldesa Ángeles Muñoz.