Diario Sur

El Gobierno avala la posibilidad de que los ayuntamientos sostengan estudios de la UNED

Los concejales de Hacienda y Educación, ayer, junto a Gema Midón. :: josele-lanza
Los concejales de Hacienda y Educación, ayer, junto a Gema Midón. :: josele-lanza
  • El Ejecutivo aduce que no existen duplicidades en la participación de las entidades locales en la constitución y gestión de los centros asociados

La Secretaría General de Universidades, órgano dependiente del Ministerio de Educación, ha remitido a la gerencia de la UNED un escrito en el que avala la posibilidad de que los ayuntamientos contribuyan en la «constitución y gestión» de los centros asociados de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Este es uno de los dos informes que el equipo de gobierno esperaba como agua de mayo para firmar un nuevo convenio con la central de Málaga, de modo que sea posible la reapertura del aula delegada en Marbella con total normalidad (si no es posible para el segundo semestre de este nuevo curso, como así quiere la responsable municipal de Educación, Gema Midón, al menos sí para el próximo).

El escrito remitido el pasado 27 de septiembre por el Ministerio, al que ha tenido acceso este periódico, indica la «inexistencia de duplicidades en la participación de las entidades locales en la constitución y gestión de los centros asociados de la Universidad Nacional de Educación a Distancia». Se trata de una comunicación general y no expresa a la demanda efectuada por el Ayuntamiento en el mes de julio donde se pedía que el Ministerio pusiera de manifiesto que no hay otra administración pagando por los servicios de la UNED en Marbella.

Con este escrito en la mano, el Ayuntamiento se dirigirá a la Junta de Andalucía de urgencia el próximo lunes solicitando el segundo informe necesario para firmar el nuevo convenio que permitiría la reapertura del aula delegada con el consentimiento de ambas partes. En este segundo informe debe garantizarse la sostenibilidad financiera del Consistorio para hacerse cargo de los pagos relativos a las tutorías.

Un convenio vigente

El concejal de Educación, Rafael Piña, compareció ayer ante los periodistas junto a la responsable del departamento y el concejal del Hacienda, Manuel Osorio, para dar cuenta de estas novedades. Los dirigentes realizaron un pormenorizado relato de los hechos que han rodeado el cierre del aula para este nuevo curso e insistieron una vez más en la intención del equipo de gobierno por buscar una salida definitiva que permita mantener abierta con garantías de futuro la extensión de la universidad en la ciudad.

La responsable de Educación aseguró «echar de menos al PP en la lucha» por el sostenimiento de estos estudios universitarios, mientras que el concejal del área recordó que los populares se han abstenido en los dos plenos celebrados hasta la fecha para pagar las cantidades adeudadas a la UNED saltándose los reparos del interventor, fundamentados en que la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local impide a los ayuntamientos asumir competencias en materias que no le son propias, como es la Educación.

El concejal lamentó asimismo lo que en su opinión es una actitud desleal de los responsables de la UNED tanto en Madrid como en Málaga. Los primeros por hacer caso omiso a la propuesta lanzada en enero desde Marbella para convertir el aula delegada en un centro asociado como en la capital. Y los segundos por cerrar el aula para este nuevo curso. A este respecto, según indicó Midón, «con el convenio firmado en 2001 entre el Ayuntamiento de Marbella y la central de Málaga y el levantamiento del reparo hace escasos días para hacer frente a la cantidad adeuda por el semestre pasado (enero-junio) se dan los requisitos para mantener abierta el aula hasta finales de este año».

Midón recordó que la propia Ley aprobada por el Gobierno nacional del PP y en vigor desde finales de 2013 daba de plazo hasta el 31 de diciembre de 2016 (tres años desde la entrada en vigor) para que los ayuntamientos adaptaran los convenios y siguieran pagando las tutorías de los alumnos matriculados hasta diciembre de 2013 (y no así de los nuevos matriculados desde esa fecha, de ahí los reparos del interventor). «Si ninguna de las dos partes ha revocado el convenio firmado en 2001, éste sigue estando vigente hasta finales de este año y se tenían que haber abierto las matrículas», insistió la responsable de Educación, quien afirmó que, precisamente, para evitar problemas a partir del próximo 1 de enero, «cuando ya no sería legal el convenio», hace meses que se iniciaron los contactos con la central en Málaga para la firma de un nuevo convenio «que no sólo se ajustara a ley, sino que garantizara el pago por parte del Ayuntamiento para los siguientes cursos académicos sin ningún tipo de problema».

Una vez que se reciba el informe de la Junta, la intención del equipo de gobierno es poder firmar el convenio rápidamente, si pudiera ser, incluso, antes de que la UNED cerrara el periodo de matriculación el próximo 22 de octubre. La urgencia se justifica en el elevado volumen de alumnos del aula de Marbella. El curso pasado contó con 584 matriculados y casi 3.000 personas realizaron sus exámenes en la sede ubicada hasta su cierre en el edifico histórico del Hospital Real de la Misericordia. Será en este lugar donde se propondría a la UNED reabrir mediante una cesión del espacio compatible con el uso cultural que ya se le está dando al edificio.