Diario Sur

La Junta revoca la autorización para erradicar la fauna salvaje en La Zagaleta de Marbella

Vista aérea de La Zagaleta, en Benahavís. :
Vista aérea de La Zagaleta, en Benahavís. : / Josele-Lanza -
  • La Consejería de Medio Ambiente anula el permiso alegando que la propiedad no ha presentado un censo de las especies abatidas

La Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, organismo dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha revocado la autorización concedida a La Zagaleta este pasado invierno para la erradicación de especies cinegéticas existentes en la urbanización, donde tienen residencia algunas de las fortunas más importantes del planeta. La Junta de Andalucía ha anulado dicha resolución del mes de diciembre aludiendo que la propiedad incumple lo dispuesto en el apartado quinto del permiso, en el que se establece la obligación de disponer en todo momento de un registro actualizado a disposición de los Agentes de Medio Ambiente que lo requieran con fechas, horas y métodos empleados para el control de la fauna. La dirección de La Zagaleta ha manifestado su respeto por la decisión adoptada en Sevilla aunque no ha decidido todavía si la recurrirá.

La presión ciudadana y ecologista ha contribuido a que la Consejería de Medio Ambiente revoque las medidas excepcionales concedidas para mantener a raya la población de ciervos, gamos, muflones, cabras montesas, jabalíes y sus cruces en el lujoso complejo ubicado en Benahavís, en una superficie de 407 hectáreas de terreno urbanizable. La resolución anulada, por la que se dio luz verde al sacrificio de ejemplares con armas de fuego por parte de tiradores profesionales contratados por La Zagaleta, se fundamentó en base al riesgo para la salud de las personas y de los propios animales así como por el elevado número de accidentes de tráfico en la red viaria aledaña a la finca que la superpoblación de ejemplares estaba ocasionado debido a la ausencia de depredadores naturales.

Las acciones emprendidas por la propiedad, que no ha facilitado cuántos animales se han abatido desde que se implementó la medida en el mes de mayo para controlar a la fauna salvaje por indicación del Ayuntamiento de Benahavís y otras autoridades, han generado cierta alarma social en la comarca en los últimos meses.

Los ecologistas encendieron la mecha con una protesta ‘on line’ en la plataforma ‘change.org’ en la que aseguraban que la urbanización había decidido aniquilar a los animales con fines especulativos de cara a una lucrativa operación urbanística. En pocas jornadas reunieron más de 17.000 firmas para salvar a la fauna de La Zagaleta. Pedían su esterilización o su desplazamiento a otros hábitats.

La lucha ecologista llegó asimismo al juzgado de guardia de Marbella, donde los animalistas denunciaron una presunta actividad ilícita continuada de caza perpetrada por grupos de tres o más personas y posteriormente, iniciaron una campaña de recogida de fondos también a través de internet para demandar a La Zagaleta y a la Junta de Andalucía. La propiedad negó en declaraciones a SUR que dentro de su perímetro se practicara la caza y aseguró que la proliferación de la fauna obligó al sacrificio de ejemplares con armas de fuego por parte de tiradores profesionales, tras obtener el correspondiente permiso de la Dirección General de la Consejería de Medio Ambiente que ahora ha sido anulado.

En la resolución, a la que ha tenido acceso este periódico, se concreta que el pasado 13 de septiembre dicho organismo recibe un escrito del delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente en Málaga, Adolfo Moreno, «informando de la alarma social» generada tras el permiso otorgado a La Zagaleta y que ha dado lugar a reclamaciones ante la propia Delegación por la actividad cinegética desarrollada en la finca. El escrito insta a que se modifique la autorización y se evite el empleo de armas de fuego «considerando el posible riesgo al tratarse de una zona con elevada presencia de personas».

Los hechos se precipitaron después de que la Delegación Territorial de Medio Ambiente remitiera, de nuevo, unos días más tarde, un informe técnico en el que se pone de relieve que la propiedad no ha aportado la memoria de actuaciones requerida a la que hace referencia el apartado quinto del permiso concedido en diciembre. Este es el motivo por el que el director general de gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, Francisco Javier Madrid, resolvía revocar a finales de septiembre la autorización concedida para la aplicación de medidas excepcionales para el control de los daños causados por especies cinegéticas en la finca de La Zagaleta. Contra la presente resolución cabe interponer un recurso de alzada ante el consejero de Medio Ambiente en el plazo de un mes. El director de Comunicación de La Zagaleta, Sergio Azcona, declaró a SUR, que la propiedad respeta la decisión de la Junta, aunque no aclaró si se interpondrá el recurso.