Diario Sur

Un vigilante frustra el robo a una pareja en plena calle en Marbella y facilita la detención del asaltante

Los hechos tuvieron lugar de madrugada en la avenida José Banús.
Los hechos tuvieron lugar de madrugada en la avenida José Banús. / Josele-Lanza -
  • Tanto el ladrón como el agente de seguridad resultaron heridos leves debido al forcejeo protagonizado hasta que llegó la policía

Evitó el robo a una pareja que paseaba por Puerto Banús y además facilitó a la Policía Local a la detención del asaltante. Un vigilante privado de una empresa de seguridad de Marbella se convertía en la madrugada de ayer viernes en el ángel de la guarda de una pareja de ciudadanos británicos que fueron asaltados cuanto se encontraban en la avenida José Banús.

Faltaban diez minutos para la una y media de la madrugada cuando el vigilante de la empresa Malaca, que se encontraba de servicio en la zona lograba reducir a un hombre de 33 años y de nacionalidad belga que había intentado arrebatar el teléfono móvil a una chica, que se encontraba en compañía de un varón, en plena calle. Según ha podido confirmar este periódico, la fuerte resistencia que mostraron las víctimas impidió al ladrón llevarse el teléfono, aunque sí terminó quitándole al hombre un reloj marca Rolex (que resultó ser de imitación) tras tirar a la víctima al suelo de un empujón para emprender posteriormente la huida a la carrera.

Fue en el ese momento cuando el vigilante que se encontraba prestando servicios por la zona, tras observar lo ocurrido, consiguió dar alcance al hombre reduciéndolo hasta la llegada de una patrulla de la Policía Local que terminó deteniendo al asaltante por un presunto delito de robo con violencia.

Debido a la resistencia que mostraba el detenido y por el forcejeo en su intento de huida, presentaba una herida sangrante en la cabeza, mientras que el vigilante resultó con lesiones en el codo. Tras ser atendidos en el centro de salud de San Pedro Alcántara, se determinaron que ambas heridas eran de carácter leve.

El ladrón fue trasladado a la comisaría de la Policía Local de Marbella para la realización de diligencias y su posterior puesta a disposición judicial. El vigilante fue llamado a declarar.