Diario Sur

El propietario de Aifos vuelve al banquillo por un caso de estafa

El propietario de Aifos vuelve al banquillo por un caso de estafa

  • Jesús Ruiz Casado se enfrenta a la acusación de haber defraudado más de 96.000 euros a otra empresa, por lo que se le piden cinco años

marbella. La Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo viernes a Jesús Ruiz Casado, el administrador de la promotora Aifos que ya fue condenado por fraude y cohecho en el 'caso Malaya', para quien la Fiscalía pide cinco años de prisión por estafar a otra empresa un total de 96.495,95 euros.

Al acusado se le imputa un delito de estafa cometido el 17 de mayo de 2007, después de que ya fuese condenado junto a otros dos exdirectivos de la promotora Aifos a un año y 10 meses de cárcel por su vinculación con la corrupción urbanística que tuvo lugar en Marbella en el conocido 'caso Malaya' en 2006.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el fiscal sostiene en sus conclusiones provisionales que el acusado, en su condición de administrador de las empresas AIFOS Arquitectura y Promociones Inmobiliarias S. A. y Sun Farm S. A., suscribió en mayo de 2007 un contrato de compraventa de activos inmobiliarios con el Grupo Inmobiliariario Tremon S. A.

14 millones de euros

En virtud de ese acuerdo, el acusado transmitió la propiedad de diversas viviendas y parcelas urbanizables a un precio de 14.720.000 euros.

De esa cantidad debía deducirse 2.635.037,61 euros que el acusado había recibido de terceros compradores, como así constaba en un documento notarial.

Sin embargo, el procesado, «con ánimo de obtener un enriquecimiento patrimonial ilícito», ocultó a empresa Tremon S.A. esos dos millones que debían deducirse de la cantidad que ésta le tenía que pagar «causando a la perjudicada un perjuicio patrimonial que ascendió a un total de 96.495.95 euros», siempre según el Ministerio Público.

No es el primer proceso penal al que se enfrenta Jesús Ruiz Casado que, aparte de ser condenado por el 'caso Malaya', fue acusado de los delitos de apropiación indebida, estafa y contra la protección de los consumidores -de los que fue absuelto- por presuntamente haberse quedado con más de medio millón de euros que aportaron dieciséis clientes para la compra de viviendas.

Según la lista de deudores con Hacienda publicada por la Agencia Tributaria, el grupo inmobiliario Aifos -que ha pasado por fases de liquidación y de concurso de acreedores- debe al fisco 96,2 millones de euros