Diario Sur

El jefe de la Policía Local se despide con la «decidida intención de volver»

El jefe de la Policía Local se despide con la «decidida intención de volver»
  • El inspector Javier Martín se hace cargo provisionalmente de la jefatura del cuerpo hasta que el gobierno municipal anuncie la estructura definitiva

El hasta ayer jefe de la Policía Local de Marbella, José Andrés Montoya, se ha despedido del cargo con una carta dirigida a toda la plantilla del cuerpo en la que anuncia su decidida intención de regresar. En la misiva, Montoya elogia la labor desarrollada por sus subordinados y en relación con su trabajo afirma escuetamente que será el tiempo el que lo juzgará.

Tras haber permanecido un año al frente de la Policía Local de Marbella, a donde llegó en comisión de servicios procedente de la policía municipal de Vélez-Málaga, Montoya decidió regresar a su puesto original tras el empeoramiento de sus relaciones con el equipo de gobierno y en concreto con el concejal delegado de Seguridad, Javier Porcuna, y el hombre de confianza de éste en el cuerpo, el subinspector Santiago Montero. En las últimas semanas, el enfrentamiento , en un principio larvado, adquirió estado público.

En su carta de despedida, Montoya no hace referencia alguna al equipo de gobierno municipal ni a sus miembros, pero sí expresa su agradecimiento hacia las personas que conforman la Policía Local de Marbella «por la enorme e inolvidable experiencia que ha significado ser jefe» del cuerpo.

«A estas alturas y con la situación que me proporciona mi partida puedo afirmar, sin duda, que el prestigio del cuerpo se asienta en el buen hacer y la profesionalidad de los hombres y mujeres que lo componen», asegura Montoya en la carta, donde subraya también que la ciudad puede estar orgullosa de su Policía Local.

En relación a su labor asegura que su único objetivo durante el año que ha estado en Marbella ha sido la de ayudar a enaltecer la imagen del cuerpo. «El tiempo me juzgará», sostiene.

El hasta ayer jefe del cuerpo concluye asegurando que deja amigos y compañeros en el cuerpo, «motivos más que suficientes para reafirmar mi decidida intención de volver».

Mando provisional

El lugar que Montoya deja vacante será ocupado provisionalmente por Javier Martín, uno de los tres inspectores del cuerpo. Martín, mantuvo durante la mañana de ayer una prolongada reunión con Porcuna y Santiago Montero, se mantendrá al frente del cuerpo hasta que se determine la nueva estructura de mando, según explicó ayer el delegado de Seguridad a este periódico.

La decisión sobre la nueva jefatura se tomará la semana que viene de acuerdo con los mandos y la plantilla, según ha asegurado el edil.