Diario Sur

El plan municipal de mejoras en el Casco Antiguo concluye la fase de la calle Lobatas

El alcalde José Bernal, junto a vecinos, ayer, en una visita a la zona.
El alcalde José Bernal, junto a vecinos, ayer, en una visita a la zona. / Josele-Lanza -
  • Se trata de la vía urbana más larga de la ciudad, en la que se ha renovado la red de saneamiento con colectores independientes de aguas fecales y pluviales

Las obras municipales que se vienen acometiendo en los últimos meses en la calle Lobatas, la vía urbana más larga de la ciudad, han llegado a su fin. La intervención, en la que se han invertido 900.000 euros, ha permitido la demolición de la red de saneamiento existente y la ejecución de una nueva red separativa con colectores de aguas fecales y pluviales independientes, así como la demolición de la red de abastecimiento (de fibrocemento) y la ejecución de una nueva de fundición, adaptada a la actual legislación.

Por otra parte, se ha llevado a cabo la ejecución de la infraestructura de telecomunicaciones, de una nueva red de alumbrado público y red de electricidad y de distribución de gas natural. Otros trabajos han comprendido la mejora de la red de pluviales desde la calle Santo Domingo a la calle Juan Alameda en el tramo que discurre por la calle Atarazana y la dotación de mobiliario urbano y elementos de jardinería. Por último, se ha hecho una sustitución completa del pavimento existente «con una solería típica andaluza en unos viales con usos peatonales o semipeatonales».

Según los datos que aportaba ayer el alcalde José Bernal durante una visita a la zona para comprobar el estado de los trabajos, se han instalado durante el desarrollo de la obra 465 metros de red separativa de saneamiento, se ha pavimentado una superficie de 1.694 metros cuadrados, se han instalado 457 metros de red de saneamiento, 394 metros de red de telecomunicaciones, 440 metros han sido de obra civil para telefonía y electricidad, 465 metros de la red de alumbrado y se ha dotado a la zona de 30 nuevas luminarios tipo LED que favorece el ahorro energético.

Con esta actuación, apuntó el regidor, se ha ido «dando respuesta a una de las obras prioritarias para el equipo de gobierno desde el inicio de la legislatura». Acompañado de otros miembros del Ejecutivo local y vecinos, Bernal apuntó: «entendíamos que era necesario ampliar el Casco Antiguo hacia el Barrio Alto de Marbella, ya que hablamos de una zona atractiva e histórica, y la calle Lobatas, la más larga de la ciudad, es especialmente una vía señera.

La obra en cuestión ha permitido extender la intervención de mejoras en vías aledañas como las calles San Diego, Atarazanas, Alcantarilla, Príncipe y Callejón, que da acceso a la calle Postigos.