Diario Sur

Al-Thani, recientemente en Málaga.
Al-Thani, recientemente en Málaga. / Álvaro Cabrera

El jeque y el Ayuntamiento recurren el expediente de la Junta para rescatar La Bajadilla

  • La Agencia Pública de Puertos de Andalucía deberá resolver las alegaciones antes de hacer su propuesta de resolución en la que se contemplará la rotura del vínculo con Al-Thani

El proceso iniciado por la Junta de Andalucía para romper su vínculo con el jeque Al-Thani, rescatar la concesión del puerto de La Bajadilla y, presumiblemente, convocar un nuevo concurso se ha encontrado con un obstáculo inesperado. Ayer vencía el plazo concedido a las partes para que presentaran alegaciones al expediente, incoado el pasado agosto y que tiene como plazo máximo de resolución la primera semana de noviembre y en la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) se han recibido cuatro recursos. Dos han sido presentados por NAS Marbella, la sociedad concesionaria encabezada por el jeque y en la que el Ayuntamiento de Marbella participa con un 3 por ciento. La tercera fue interpuesta por la administración judicial de las acciones de esa sociedad, embargadas por el arquitecto autor del proyecto tras reclamar por el impago de su trabajo. La cuarta ha sido presentada por el Ayuntamiento de Marbella.

La semana pasada, el alcalde, José Bernal, aseguró en una comparecencia pública que de las tres opciones posibles para sacar de la parálisis al proyecto de ampliación del puerto -que Al-Thani cumpla con sus obligaciones y retome la obra, que el propio jeque ponga las acciones a disposición de inversores interesados o que la Junta rescate la concesión para volver a sacarla a concurso público- la más probable era esta última. Sin embargo, el Ayuntamiento ha presentado alegaciones al expediente que apunta en esa dirección. El contenido del recurso no ha sido dado a conocer.

El concejal responsable del área de Proyectos Estratégicos, Javier Porcuna, aseguró ayer a este periódico que el escrito presentado tiene por objetivo defender los intereses municipales, ya que el Ayuntamiento participa como socio del jeque en la empresa concesionaria. De no interponerse alegaciones, explicó, el expediente se hubiese resuelto en 15 días.

Pese a la presentación de estos escritos, todos ellos de carácter técnico, en la APPA no se contempla la posibilidad de que la resolución del expediente se dilate. De hecho, no habrá una respuesta individual a cada uno de ellos, sino que se emitirá una propuesta de resolución contra la que las partes, si lo consideran necesario, podrán volver a presentar alegaciones. En todo caso, no está previsto siquiera que el plazo fijado en noviembre vaya a agotarse.

Consejo consultivo

Se trata de un proceso garantista, ya que la propuesta de resolución será enviada posteriormente al Consejo Consultivo de Andalucía, organismo al que no se le fijará un plazo, para que emita un dictamen antes de adoptarse una decisión decisiva.

El expediente abierto a la empresa concesionaria se justifica un incumplimiento grave y de naturaleza sustancial, debido a que lleva más de cuatro años de retraso en la presentación del proyecto constructivo y tampoco ha pagado el canon correspondiente al ejercicio 2015.

En caso de que se resuelva con la resolución del contrato, la concesión se dará por terminada y con ella el proyecto para la ampliación del puerto. Si se llegara a esa situación sería necesario que la Junta de Andalucía convocara un nuevo concurso.