Diario Sur

El jefe de la Policía Local y el edil de Seguridad sacan a la luz su desencuentro por el 'caso de los caballos'

El edil Javier Porcuna y el jefe de la Policía Local, José Andrés Montoya, en julio pasado.
El edil Javier Porcuna y el jefe de la Policía Local, José Andrés Montoya, en julio pasado. / SUR
  • José Andrés Montoya y Javier Porcuna cruzan acusaciones públicas sobre si el edil tenía o no conocimiento previo de la presencia de la guardia montada en una boda

No es este caso el único que mantiene enfrentados desde hace tiempo al concejal de Seguridad, Javier Porcuna, y al Jefe de la Policía Local, José Andrés Montoya, pero sí ha sido el que ha encendido la mecha hasta hacer estallar un desencuentro que ambos han tratado de mantener en un discreto segundo plano -pese a que el asunto es vox populi en la ciudad desde hace tiempo- y que, a través de declaraciones públicas y acusaciones cruzadas han terminado sacando a la luz. El uso de la escolta de la Policía Local a caballo en la boda de una persona vinculada al PSOE ha sido el asunto que ha desatado la tormenta.

Tras las declaraciones del edil Javier Porcuna en el programa Espejo Público de Antena 3 negando que hubiera tenido conocimiento previo de la presencia de los agentes y los caballos en el citado enlace y cargando al responsabilidad sobre el mando policial, Montoya ha estallado asegurando que le parece «extraño» que el concejal responsable de Seguridad no conociera este punto, indicaba en declaraciones a este periódico. En la mañana de ayer era Javier Porcuna quien contraatacaba acusando al mando de «intentar manchar» el asunto y, por ende, la imagen del cuerpo policial con sus declaraciones, «porque ni el alcalde ni yo teníamos conocimiento de este asunto», respondía en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local a preguntas de los periodistas.

«No entro en el fondo del asunto porque esto se verá ante el juez y ya tendré tiempo de aclarar este asunto, si se me cita, con los datos que tengo, pero ante afirmaciones concretas del concejal lanzo una reflexión, que es que parece extraño que el concejal responsable de la Policía Local no tuviera conocimiento del uso de esos caballos y agentes», indicaba a Sur José Andrés Montoya, quien defiende que en este caso «no es mi tono nada injurioso ni intento calumniar».

El mando, que el próximo viernes pone fin a su estancia en Marbella tras cumplirse el año de comisión de servicio y tras acordar el equipo de gobierno municipal su no continuidad, niega de manera tajante que su regreso a Vélez Málaga esté relacionado con la polémica suscitada por el denominado 'caso de los caballos'. «Lo único que hago es lanzar una reflexión sobre que es extraño que diga el concejal que desconocía el asunto y ya que cada uno saque sus conclusiones. Lo que mantengo es que es raro que una boda se organice en una mañana, o que el novio no hubiera comentado que en su boda fueran a estar los caballos», defiende Montoya.

El concejal de Seguridad reiteraba ayer que «ni el alcalde ni yo tuvimos conocimiento previo del asunto. Sé que hay ciertas relaciones al tratarse el novio de una persona vinculada políticamente con el partido (PSOE) y que el hecho de que seamos políticos nos resta credibilidad, pero él (José Andrés Montoya) reconoció por escrito, en informes, y públicamente en declaraciones a medios de comunicación que fue él la única persona que tomó la decisión, y que para ello se apoyó en una consulta interna que decía que el uso de la escolta de policías locales a caballo era normal. En cuanto tuvimos conocimiento le dijimos que bajo ninguna circunstancia lo hubiésemos autorizado».

Próxima salida de Montoya

Porcuna sacó a relucir la «vinculación de amistad» del jefe policial con el novio, dijo, «puesto que fue testigo y acudió como invitado» y cargó la responsabilidad de la guerra abierta públicamente sobre el caso contra Montoya. «Yo he intentado, y seguiré haciéndolo, ser discreto y no cargar las tintas. ¿Por qué Montoya actúa así cuando el viernes abandona el puesto?, él lo determinará. Yo respeto sus declaraciones hasta que llegue al límite de no decir la verdad, porque el que intenta manchar la situación es él, porque ni el alcalde ni yo teníamos conocimiento».

En lo que sí coinciden el concejal y el mando policial es en que el asunto, que el PP llevó a la Fiscalía y del que se ha dado traslado a un juzgado, «quedará en nada». Javier Porcuna hizo ayer alusión a un informe «en el que queda todo aclarado y que no sabemos si el PP ha adjuntado a la denuncia porque de haberlo hecho el tema se hubiera archivado».

Tras salir el caso a la luz pública, el Ayuntamiento abrió un expediente informativo que quedó archivado. Al mismo tiempo se abrió otro expediente en el que se hacía constar el uso que el anterior gobierno municipal del PP dio a la escolta de Policía Local a caballo, según ha confirmado este periódico.