Diario Sur

Bancosol seguirá repartiendo alimentos en Marbella a la espera de un nuevo local

  • Tras el cierre del espacio por motivos de «organización interna», los productos se enviarán desde la nave central en Málaga

El banco de alimentos Bancosol sigue repartiendo alimentos pese al cierre de su nave en Marbella «por motivos económicos», ya que este año no recibió la subvención que concede la delegación de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Marbella.

El cierre de esta nave se convirtió en motivo de confrontación política, ya que el PP acusó al Consistorio de acabar con las subvenciones a las ONGs y asociaciones solidarias del municipio.

Por este motivo, Bancosol ha querido aclarar esta situación, alegando que la falta de subvención ha sido su responsabilidad, «por no haber conocido a tiempo la convocatoria».

La ONG asegura que perdieron esta convocatoria por «no informarse a tiempo», ya que afirman tener constancia de que la delegación de Derechos Sociales mandó un email comunicándolo, pero esta dirección «era errónea».

Rocío Monserrat y Joaquín Jiménez, directora gerente y vicepresidente, respectivamente, de Bancosol, comparecieron ayer en rueda de prensa para explicar la nueva estrategia a seguir en Marbella, acompañados de Victoria Morales, concejala de Derechos Sociales.

Monserrat ha explicado que Bancosol, desde la nave central en Málaga, sigue repartiendo los alimentos entre los beneficiarios de Marbella, «tal y como se venía haciendo habitualmente, hasta que se disponga de un nuevo local».

Jiménez, por su parte, ha asegurado que Marbella «no se va a quedar desatendida en absoluto», y ha remarcado «la relación cordial» con la pasada y la actual corporación municipal de la ciudad.

Por ello, se está negociando la concesión por parte del Ayuntamiento de un nuevo local para Bancosol. «Nos han comentado dos sitios, estamos estudiándolo, pronto habrá respuestas», ha afirmado Jiménez.

Otro de los cambios realizados es la reestructuración del equipo de Bancosol en Marbella tras los problemas surgidos. «Los únicos interlocutores válidos son los aquí presentes y el presidente, Javier Peña» ha recordado.

Por su parte, Morales ha agradecido «la invitación» y ha recordado que «se trabaja con ellos desde marzo», ya que las actividades se realizan en la propia delegación.

«Después de la distorsión que se ha creado, es una garantía de honestidad que Bancosol decida poner las cosas claras para que nadie tenga dudas», ha afirmado la concejala.

Asimismo, ha subrayado que «los únicos interlocutores válidos son los responsables de Málaga, no hay ninguno a nivel municipal», en referencia a las diferentes opiniones vertidas.

También ha aclarado que «no ha habido ninguna mala intención por parte de esta delegación, el tiempo pone a cada uno en su sitio».

«La implicación de Derechos Sociales con Bancosol es una realidad», ha subrayado Morales, ya que la ONG realiza unos cursos de inserción laboral en la propia delegación.

Estos cursos forman parte de un proyecto para afrontar «nuevos retos», bajo el eslogan 'Bancosol más cerca', con el objetivo de «ajustar sus servicios a la demanda social».

La finalidad de este proyecto es la inclusión socio-laboral de quienes desean encontrar trabajo. Un equipo técnico será el encargado de proponer diferentes cauces y tareas, según han confirmado desde Bancosol.

Asimismo, se comprobará el número de beneficiarios y de asociaciones benéficas que quieran ajustarse a esta nueva normativa.

10 años de trabajo

Esta ONG, que lleva más de 10 años activa, trabaja en colaboración con las entidades benéficas y los ayuntamientos de cada zona para distribuir alimentos a los más necesitados en la provincia de Málaga.

Por ello, cuentan con cuatro enclaves : Antequera, Marbella, Ronda y Vélez-Málaga, lugares en los que se dispone de naves y vehículos para atender la demanda, ya que la ONG ha crecido en actividades y presencia en toda la provincia.