Diario Sur

Los promotores de un espectáculo suspendido anuncian una demanda contra el edil de Industria

  • Aseguran que Javier Porcuna mintó sobre los motivos por los que no se autorizó el Freestyle, que no nunca contó con los permisos, según el concejal

marbella. La empresa Freestyle SLU, organizadora del espectáculo de motor extremo de ese nombre, anunció ayer mediante un comunicado que ha presentado una demanda contra el concejal Javier Porcuna, portavoz municipal y delegado de Industria, por la no autorización del evento el pasado verano en la plaza de toros de Marbella. En la nota, la mercantil indica al mismo tiempo que ha presentado la demanda y que pondrá los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

La empresa acusa al concejal de haber mentido sobre los motivos por los que no se autorizó el evento, lo que les generó, aseguran un daño a su imagen.

Sostiene que tras haber presentado los papeles para la celebración del espectáculo con más de cuatro meses de antelación, el día antes del evento dos inspectores municipales y el propio porcuna se personaron en la plaza de toros para notificar que el espectáculo no podía celebrarse porque carecía de autorización. Según los organizadores, fue en ese momento cuando Porcuna, de manera verbal, les comunicó que el motivo era que no se había satisfecho una fianza de carácter obligatorio.

Daño a la imagen

La empresa sostiene que el edil declaró públicamente que la respuesta de la empresa fue que si la fianza era obligatoria, al igual que un seguro, no les interesaba continuar, lo que daña su imagen.

El concejal respondió ayer a estas acusaciones y aseguró que el permiso para la celebración del espectáculo no se anuló porque en ningún momento llegó a concederse ya que la empresa nunca aportó ni fianza, ni aval, ni seguro de caución, las tres fórmulas previstas. Porcuna dijo que la promotora intentó aportarla el día antes del espectáculo pero que la tramitación era ya imposible ante la premura.