Diario Sur

Aena frena la iniciativa municipal de crear una unidad policial de paramotor

Vista aérea de la ciud¡ad. :: j-lanza
Vista aérea de la ciud¡ad. :: j-lanza
  • Desde el aeropuerto se indica que la ciudad está inmersa parcialmente en un área de control de vuelo. El equipo de gobierno defiende la utilidad del servicio

La iniciativa municipal de crear una unidad de paramotor dentro de la Policía Local ha encallado de momento en el informe negativo de Aena, que ha advertido al Consistorio de que Marbella se encuentra inmersa parcialmente en un área de control de vuelo. El alcalde José Bernal defendía ayer la iniciativa que encuadró en «los planes de innovación y desarrollo» puestos en marcha dentro del cuerpo policial.

Fue el pasado mes de julio cuando el concejal responsable de Seguridad, Javier Porcuna, remitía al director del aeropuerto de Málaga una notificación en la que se hacía constar la propuesta municipal de crear «una unidad de vigilancia y salvamento en el organigrama de la Policía Local consistente en dos agentes de la Policía Local de Marbella que realizarán servicio en el término municipal de Marbella en una o unas aeronave/s denominada/s paramotor». En el escrito, al que tuvo acceso este periódico, se hace constar que estos agentes «ostentan la cualificación oportuna para poder realizar dichos vuelos».

La respuesta remitida desde Aena al Consistorio el pasado mes de agosto deja claro que el término municipal de Marbella «se encuentra inmerso parcialmente en el área de control de vuelo, CTR, del aeropuerto de Málaga». Ello establece una prohibición de vuelo «de cualquier aerodino en dicho espacio, desde el nivel del suelo hasta el nivel de vuelo 75, que no cumpla con los requisitos recogidos en el Reglamento de Circulación Aérea y demás legislación concordante».

El concejal de Seguridad, Javier Porcuna, indicaba a este periódico hace unos días que estaba a la espera de contrastar dos informes acerca de la posibilidad de que esa limitación parcial de vuelo quedara eliminada en este mes de septiembre, un extremo que no pudo ser confirmado desde el aeródromo malagueño.

El edil incidió en la utilidad de esta unidad, especialmente para la vigilancia en playas y espacios turísticos y «sólo durante determinados momentos del año. No quiere decir que este servicio estuviera funcionando durante todo el año». Ayer era el alcalde José Bernal, tras ser consultado por el caso, quien indicó que la iniciativa «es un paso más en el proceso de innovación» en el cuerpo policial y que «no son ni locuras ni inventos ni imposiciones a los agentes».