Diario Sur

Un agente con acierto deportivo

Miguel (a la derecha), junto a su hijo (centro) y Francisco Sánchez. :: sur
Miguel (a la derecha), junto a su hijo (centro) y Francisco Sánchez. :: sur
  • El policía local de Marbella Miguel Cortés consigue el oro en el último Campeonato del Mundo de Tiro al Plato por equipos celebrado en Portugal

Lo que empezó como una afición ha terminado granjeándole contactos con lo más granado del mundo del deporte del tiro al plato a la vez que ha ido engrosándole un curriculum de éxitos nacionales e internacionales que durante años ha guardado con humildad. Desde el primer fin de semana de septiembre su carrera deportiva ha dado un paso de gigante al lograr el oro por equipos en el I Campeonato del Mundo de Tiro al Plato en la modalidad de Trap5. Miguel Cortés -policía local de Marbella- junto a su hijo Enrique, y el malagueño Francisco Javier Sánchez Mateo -una de las figuras más destacadas del deporte de tiro al plato en el país- han conformado el único equipo representante de España.

«Supone un orgullo para toda la familia, también para Marbella. Lo más grande para un tirador es representar a su país. Y si además gana, pues mucho más», explica Cortés.

Los tres malagueños alcanzaron la media más alta de entre el resto de equipos. En total, 197 tiradores de todo el mundo se estrenaban en esta modalidad de reciente creación. El objetivo era batir 150 platos en series de 25. «Desde las seis de la mañana y cada dos horas o dos horas y media comenzábamos una nueva serie», explica el agente que tras dos jornadas de competición -sábado 3 y domingo 4- logró batir un total de 145 platos. La misma marca que logró su compañero de equipo, Francisco Javier Sánchez. El más joven de la terna, Enrique, de 22 años, elevó la media con los 147 objetivos derribados. «En ese momento te acuerdas de toda la gente que te apoya, y de esos patrocinadores que están siempre con nosotros, como la Fundación José Banús, Da Bruno, Café Baqué, Cartuchos Río y Restaurante Mena», asegura.

Relevo generacional

La afición le llegó a este agente hace ya algunos años. Empezó con la caza y siguió con el tiro al plato. Su hijo le siguió los pasos y a día de hoy atesora un palmarés casi tan extenso como el de su progenitor. Y todo a base de duro entrenamiento cuando el trabajo lo permite. «Nos preparamos en el que está considerado como uno de los mejores campos de Europa para la práctica del tiro al plato, la finca Jarapalo, situada entre Alhaurín El Grande y Alhaurín de la Torre», explica.

Cuando se le pregunta por la escasa presencia de este deporte en los medios de comunicación y en promociones de administraciones públicas, Cortés defiende que son muchos los federados, pero muy poca la «publicidad» que se les da. «Esta práctica tiene más federados en Andalucía que el fútbol, lo que ocurre es que tiene poca visibilidad, a pesar de que tenemos en España a tiradores excelentes», asegura.