Diario Sur

Medio centenar de organizaciones sociales salen a la calle para dar visibilidad a su labor

La feria se ha trasladado al Paseo Marítimo. :: josele-lanza
La feria se ha trasladado al Paseo Marítimo. :: josele-lanza
  • La Feria Social de Marbella cambia de ubicación y se traslada a las Terrazas del Puerto Deportivo con una mayor afluencia de público

Una oportunidad de mostrar al mundo la labor que durante todo el año se realiza de forma más o menos callada por profesionales y voluntarios de las organizaciones sociales de la ciudad. La Feria Social de Marbella ha vuelto este año a reunirlas a todas ellas en un mismo espacio de difusión, convivencia e intercambio de experiencias, aunque en un escenario diferente. El área municipal de Derechos Sociales ha apostado en esta ocasión por las Terrazas del Puerto Deportivo, un lugar abierto y con mayor afluencia de público que ayer, durante toda la jornada, ser acercó a conocer el trabajo del medio centenar de entidades representadas.

El objetivo de esta feria es dar a conocer el gran trabajo solidario, necesario, vital, del tejido asociativo de la ciudad, mostrar el espíritu de colaboración entre todas las asociaciones integrantes, y «poner en valor el trabajo inmenso y desinteresado del voluntariado», explicó la concejala de Derechos Sociales, Victoria Morales, quien estuvo acompañando al alcalde de la ciudad, José Bernal, en la inauguración del encuentro. La edil subraya «la importancia de que sean las propias asociaciones las que organicen la feria con el objeto de fomentar el empoderamiento del tejido asociativo».

Precisamente para colaborar en esa promoción de la labor de estos colectivos, la Radio Televisión Municipal RTV Marbella dio cobertura a la feria con un espacio en directo dedicado a las asociaciones participantes.

Como novedad, la Feria Social de Marbella ha contado con un circuito sensorial con el que se ha pretendido ayudar a la ciudadanía a comprender las dificultades a las que se enfrentan en el día a día las personas con algún tipo de discapacidad. Con diferentes elementos y actividades como sillas de ruedas para vivir en primera persona el problema de las barreras arquitectónicas, o diversas herramientas facilitados por la ONCE para descubrir cómo es la vida cotidiana de una persona sin visión o con la visión reducida.

El encuentro se ha acompañado además en esta ocasión de varias charlas y coloquios centrados en la sensibilización y el conocimiento, dirigidas por las propias asociaciones participantes, y cuya temática abarca desde la prevención de las adicciones hasta los tratamientos contra el cáncer.