Diario Sur

El expediente a un mando sin conocimiento del jefe agrava la crisis en la Policía Local

Jefatura de la Policía Local en Marbella.
Jefatura de la Policía Local en Marbella. / Josele-Lanza -
  • Oficiales, inspectores y subinspectores del cuerpo denuncian que la medida tiene tintes de represión política y piden al alcalde que intervenga

La crisis en la Policía Local de Marbella se sigue agravando. Después de que el concejal de Seguridad, Javier Porcuna, afirmara en rueda de prensa que el Tripartito no tiene decidida aún la continuidad del jefe del cuerpo, José Andrés Montoya, cuya comisión de servicio concluye a fin de mes, ahora se ha conocido la apertura de un expediente contra un subinspector del cuerpo y persona de confianza de Montoya sin que éste tuviese conocimiento. Varios mandos policiales han sido convocados a firmar un escrito en el que apoyan a su compañero y aseguran que la medida tiene «tintes de represión política». Entre los convocados hay oficiales, subinspectores e inspectores de la Policía Local.

El expediente, según documentación a la que ha tenido acceso SUR, se inició el pasado 31 de agosto mediante un decreto del alcalde y se fundamenta en el episodio de los aparcamientos de dos conciertos celebrados este verano en San Pedro y del que ya informó este periódico. La existencia de un parking de pago en una parcela habilitada en las inmediaciones del estadio municipal de San Pedro donde se cobraba cinco euros a cada coche dio motivo a la apertura de una investigación por parte del Ayuntamiento. Esta investigación se abrió días después de que el edil de Seguridad, Javier Porcuna; el de Hacienda, Manuel Osorio; el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, y el subinspector Santiago Montero, un policía de la máxima confianza del equipo de gobierno, se presentaran en la zona y este último diera órdenes a los policías que controlaban la zona para que procedieran a identificar a las personas que estaban realizando el cobro del aparcamiento. La escena fue grabada por Osorio mediante su teléfono móvil, según denunciaron varios sindicatos.

Supuesta negligencia

La investigación ha dado lugar al expediente contra el subinspector Florentino Ruiz, jefe territorial de la Policía Local de San Pedro y persona de confianza de Montoya, que no se encontraba en el lugar, pero a quien se responsabiliza por una supuesta conducta negligente. Se da la circunstancia de que tras el primero de los conciertos, celebrado el 9 de julio, fue el propio Ruiz quien informó de la existencia del citado aparcamiento de pago, según documentación a la que también ha tenido acceso SUR. En el documento por el que se notifica al policía de la apertura del expediente se hace referencia a la falta de medidas para el segundo concierto, celebrado el 30 de julio.

La decisión adoptada por el equipo de gobierno contra el subinspector ha encontrado respuesta en los mandos de la Policía Local. En un escrito firmado por oficiales, subinspectores e inspectores y dirigido al alcalde se asegura que es la primera vez «en las últimas décadas» que se inicia un procedimiento sancionador a espaldas del jefe del cuerpo, «Algo que extraña sobremanera cuando es el primer responsable de todos los agentes de la plantilla y por ende la figura que debe corregir aquellas conductas que no se ajustan a la legalidad y las normas vigentes», señala el escrito, al que ha tenido acceso este periódico.

También manifiesta la sorpresa que ha causado que la persona designada para la instrucción no sea de la plantilla de Marbella, que dispone de personal cualificado para esa función, según los autores del escrito. El instructor del expediente ha sido traído desde Algeciras.

Asimismo, consideran que la decisión del Tripartito es «injusta y desproporcionada y tiene tintes de represión política», al tiempo que piden que se aclare la situación del subinspector Santiago Montero, «del cual desconocemos su actual situación, sus funciones y sus pretensiones en esta inusual visita a un parking del cual conocía, por haber asistido a la última reunión de Seguridad todos los detalles y presuntas irregularidades». En concreto, reclaman que se aclare qué funciones desarrolla Montero y si su cargo tiene competencias de mando.

Por su parte, el sindicato Unión de Trabajadores ha solicitado la creación de una comisión de investigación sobre los hechos que dieron lugar a la apertura del expediente «para salvaguaradar el buen nombre del colectivo de la Policía Local».