Diario Sur

La Mancomunidad ha destinado 3,2 millones a obras y servicios en los últimos 3 años

Marbella. Casi 3.200.000 euros. Esta es la cantidad que el Plan de Inversiones Mancomunado ha invertido en la Costa del Sol Occidental en los últimos tres años. La característica principal de estas inversiones es que son solicitadas por los propios municipios, que son los que deciden en qué se invierte este dinero.

Son numerosas las inversiones que se están realizando este año: en Torremolinos se ha adquirido maquinaria para la limpieza de la playa; en Benalmádena se ha remodelado una calle; en Fuengirola se acometió la segunda fase de la iluminación LED en el Parque Fluvial; en Mijas se han instalado nuevas señales y se ha invertido en una página web; en Ojén en la iluminación del Tajo; en Benahavís se ha dotado de mobiliario y equipamiento a la Oficina de Turismo recientemente inaugurada; en Istán la inversión se destina a la compra de diez bicicletas para uso turístico; en Estepona se colabora con la remodelación de su Casco Histórico; en Casares se adquirirán audioguías; y en Manilva se instalarán pasarelas y duchas.

Reparto equitativo

Según explicó ayer José Eduardo Díaz, delegado de Inversiones, se realiza un reparto equitativo de los fondos con arreglo al número de habitantes de cada municipio «pero con un tope mínimo de inversión de 5.000 euros». Asimismo, señaló que «la inversión debe ser en obra o servicio y estar relacionada con el turismo».

El delegado explicó que este Plan de Inversiones es fruto de un acuerdo alcanzado por la Mancomunidad con la Diputación provincial y el Ministerio de Industria y Turismo para que «se desarrollen distintas actuaciones en los municipios».

Sin embargo, afirmó que son los propios municipios los que piden, «porque nadie mejor que un ayuntamiento para saber lo que un pueblo necesita».