Diario Sur

Montoya y el alcalde, en el día de la toma de posesión del cargo.
Montoya y el alcalde, en el día de la toma de posesión del cargo. / J. L.

La continuidad de Montoya al frente de la Policía Local, pendiente de la decisión del tripartito

  • El equipo de gobierno reconoce que aún no ha adoptado una postura sobre la renovación de la comisión de servicio después de que ésta acabe a finales de mes

El próximo día 25 de septiembre se cumplirá un año de la toma de posesión de José Andrés Montoya como jefe de la Policía Local de Marbella. Diez días antes había obtenido la autorización del Ayuntamiento de Vélez Málaga para desplazarse a Marbella en comisión de servicio. Desde el equipo de gobierno municipal se indicaba ayer que esa comisión de servicio comprende un periodo de un año, con posibilidad de una renovación de un año más. A preguntas de los periodistas, el concejal responsable de Seguridad, Javier Porcuna, indicó que el tripartito no ha decidido aún si renovará o no al mando policial por el que apostaron al formar gobierno para sustituir a Rafael Mora en el cargo. «Es una decisión de la que no puedo hablarles. Me parecería frívolo adelantar una decisión de la Junta de Gobierno hasta que no hablemos del tema», indicó el edil en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, quien insistió en que el asunto no se ha abordado aún «oficialmente», y que se hará cuando se cumpla el año de la comisión de servicio y «aprovechando alguna reunión que tengamos y en la que decidiremos».

Sobre la mesa se pondrán algunos de los asuntos que relacionados con el Cuerpo policial han salido a la luz en los últimos meses. De un lado, el caso de la presencia de dos agentes a caballo como escoltas en la boda de un miembro del PSOE de Marbella, autorizada, según sus propias declaraciones, por el propio jefe policial. Una acción que desembocó en la apertura de un expediente informativo sobre el caso. Sobre el mismo, el concejal de Seguridad indicaba ayer que en estos días «habrá una resolución que se dará a conocer en breve».

El PP decidió igualmente trasladar el asunto a la Fiscalía por presuntos delitos, indicaron, de prevaricación y malversación de caudales públicos. Sobre este asunto, el concejal Javier Porcuna arremetía ayer contra el PP acusando a la formación de «judicializar la política local» y, en este caso, de «utilizar frívolamente a la Fiscalía». El edil instó a los populares a actuar con «cabeza y reflexión por la judicialización constante de la política», acusando a los concejales del PP de «minusvalorar temas de enjundia y obstaculizar asuntos importantes para la ciudad».

El equipo de gobierno abrió además recientemente una investigación en relación al cobro de la entrada en una parcela para aparcar habilitada este verano en San Pedro Alcántara para los conciertos de Marc Anthony y Armin. El asunto despertó las críticas dentro del cuerpo policial por las sospechas que sobre algunos agentes despertaron determinadas acciones de miembros del equipo de gobiermo, como el hecho de que se presentaran en la zona y preguntaran a policías si estaban al tanto del cobro. El Ayuntamiento abrió una investigación interna.