Diario Sur

El Ayuntamiento destinará medio millón a la primera fase del Corredor Verde de Las Chapas

  • Los trabajos, que se acometerán sobre 100.000 metros cuadrados de parcelas municipales, deberán adjudicarse antes de final de año

El Corredor Verde de Las Chapas, el gran proyecto de legislatura para la zona este de Marbella tanto por cuantía económica como por su capacidad de dinamización del espacio, se ejecutará por fases, adjudicándose la primera de ellas antes de que acabe el año por medio millón de euros (más 100.000 euros de IVA). El proyecto impulsado por el equipo de gobierno pretende rescatar los diversos espacios naturales de alto valor ambiental existentes en esta área, mejorando su accesibilidad y conectándolos con las zonas residenciales y equipamientos educativos y deportivos del entorno. Para ello, según se recoge en el Plan Director del Corredor Verde de Las Chapas, se creará un cinturón eco-recreativo a lo largo y ancho de 428 hectáreas, a través de la consolidación y ejecución de nuevas sendas peatonales y ciclistas que unan de oeste a este Arroyo Real de Zaragoza (incluidos el CEIP Pinolivo y el IES Las Dunas) y las Dunas de Cabopino, la playa y la senda litoral en ejecución por el sur y la zona del polideportivo Santa María por el norte.

La primera fase de esta ambiciosa y costosa iniciativa tiene asignados 490.000 euros procedentes del remanente de Tesorería de la liquidación del ejercicio de 2015. El origen de los fondos obliga al Ayuntamiento a adjudicar el proyecto antes del 31 de diciembre para no perder la financiación, con lo que la ejecución arrancará en 2017.

Estos primeros trabajos se centrarán en 100.000 metros cuadrados distribuidos en tres parcelas de titularidad municipal. El primer espacio es un área arbolada de 11.000 metros cuadrados, delimitado longitudinalmente por la avenida Valeriano Rodríguez y el vial de servicio del Centro Comercial de Las Chapas. Este espacio, además de ser punto de encuentro nocturno de jóvenes y adolescentes, acoge la explanada utilizada para el mercadillo ecológico mensual y, anteriormente, para la celebración de la feria del distrito (conservando aún el cuadro eléctrico y cableado sustentado por los pinos de la zona); asimismo, en su extremo oeste, hay un acceso a una pequeña bolsa de aparcamientos. Estos tres usos están conectados por sendas terrizas abiertas entre la vegetación por el paso diario de aquellas personas que las emplean como caminos alternativos más confortables o como pasos transversales, más cortos, al acerado de la avenida Valeriano Rodríguez, en los recorridos entre el centro comercial y la zona de aparcamiento, las zonas residenciales o el CEIP Platero que se encuentra en las inmediaciones. Dado el uso que se le viene otorgando a este parque, el Ayuntamiento consolidará los caminos peatonales dándoles una anchura de 1,80 metros, además de habilitar una zona de encuentro y otra deportiva para los jóvenes.

Siguiendo la avenida Valeriano Rodríguez se accede al parque del mismo nombre, segunda parcela donde se actuará, aunque en este caso y debido a que se trata de un parque de reciente construcción, sólo se intervendrá en los extremos norte y sur, sobre una superficie de unos 1.350 metros cuadrados. En el extremo norte existe un acceso que se ha generado por el uso diario de las personas que lo utilizan como un recorrido alternativo a la entrada oficial, por lo que el proyecto contempla la consolidación de este paso; mientras que en el polo opuesto se ha proyectado la ejecución de una senda ciclista que discurrirá por todo el extremo sur del parque.

Uso mixto

Está previsto que esta senda ciclable discurra por la mediana de la avenida España hasta su intersección con la calle Ciudad de los Periodistas, donde enlazará con Pinares de Elviria, que constituye el tercer y último espacio objeto de la intervención y en cuyo interior se consolidan para ciclistas y peatones varios caminos existentes que serán usados de forma diferenciada, aunque también se prevén sendas de hasta tres metros de ancho para un uso mixto de ambas circulaciones.

Esta pastilla de terreno de 85.000 metros cuadrados (descontados los metros adjudicados a la empresa Aventura Amazonia), más alejada del centro comercial de Las Chapas, de la guardería o del colegio Platero, y por tanto menos frecuentada para recorridos vinculados a las actividades cotidianas, tiene un número importante de caminos espontáneos, generados por ciclistas y peatones que practican deporte o pasean a sus perros. No obstante, esta enorme parcela también es escenario de otras actividades no deseables en un entorno de alto valor ecológico; de hecho, existe un circuito 'casero' de motocross y ciertas áreas son invadidas por vehículos que son estacionados entre los árboles.

Fuera coches y motos

La parcela no sólo quedará blindada a la entrada de vehículos en favor de sendas peatonales, ciclistas o mixtas, sino que además se crearán caminos adaptados específicamente para personas con discapacidad, que también se ejecutarán en el espacio arbolado al sur de la avenida Valeriano Rodríguez. La equipación interior de Pinares de Elviria se completará con una zona biosaludable, un parque infantil adaptado, además de reservarse un espacio de 700 metros para instalar huertos urbanos.

La actuación se rematará con la instalación de mobiliario urbano (bancos, mesas, papeleras, fuentes, ceniceros y aparcabicis) a lo largo de los caminos y zonas de estancia de las parcelas, donde se realizará la preinstalación para la futura colocación de tres baños adaptados (dos en Pinares de Elviria y otro en la parcela al sur de la avenida Valeriano Rodríguez).

Tampoco se descuidará la señalética específica para dar al parque la calificación de accesible ni la iluminación, que será solar. «La actuación será sostenible, ejemplar y fácil de mantener. Además, está previsto sacar la concesión de puntos para el alquiler de bicicletas por lo que también se generarán empleos al socaire del Corredor Verde», apunta el teniente de alcalde de Las Chapas y concejal de Sostenibilidad, Miguel Díaz.

El responsable subraya que la puesta en valor del pulmón verde de Las Chapas jugará también un papel cohesionador en una zona habitada por una población caracterizada por su procedencia multinacional y diferencia generacional. «La idea es convertir esa zona de áreas verdes inconexas de Las Chapas en un pulmón verde, preservarlo y a la vez facilitar su disfrute dándole contenido para que la gente lo recorra con interés deportivo, de ocio, saludable o con interés social, como punto de encuentro», señala Díaz, quien subraya que el objetivo de la actuación es blindar un área natural que ya ha perdido parte de su masa de pinar.

metros cuadrados. Área estimada de la zona afectada por la intervención.

metros lineales (ml) de senda ciclable por terreno natural mejorado y estabilizado (2.50 m. de ancho)

ml de caminos accesibles con pavimento terrizo estabilizado (1.80 m. de ancho)

ml. de caminos existentes. Uso mixto peatón-bici. Regeneración del terrizo y nivelación (ancho variable).