Javier Lima pregonero de la Feria del Libro.
Javier Lima pregonero de la Feria del Libro. / Josele-Lanza -

Javier Lima: «Junto a la Marbella del glamour hay otra donde pasan cosas muy interesantes»

  • El presidente de Marbella Activa será el encargado de abrir esta tarde de manera oficial la Feria del libro en el Parque de la Alameda

Leyó 'El Quijote' durante su etapa en Edimburgo, donde trabajó de cocinero para pagarse sus estudios de inglés. Dice que disfrutó con cada línea y es que Javier Lima (Marbella, 1970) es un enamorado de las letras. El marbellí será el encargado de otorgarle esta tarde un marchamo oficial a la apertura de la Feria del Libro que se desarolla desde el pasado viernes en el Parque de la Alameda. Lector versado de títulos de Filosofía, Lima es un licenciado en Empresariales que saltó a la palestra hace unos años por su liderazgo dentro de la Asociación Marbella Activa, institución desde la que desarrolla un papel crítico de la sociedad de su tiempo y que le ha llevado a involucrarse en la redacción del Plan Estratégico de Marbella 2022 que en breve verá la luz.

-¿Hay algún título que haya marcado su vida?

-Uno de los libros que más me gusta es 'Un Mundo Feliz' de Aldous Huxley. Es muy básico, pero te hace replantearte temas esenciales sobre el ser humano y su psicología. Es un libro que suelo comprar mucho para regalar sobre todo a los adolescentes.

-¿Se considera un gran lector o simplemente, lector?

-Lector, lector... Si me las diera de gran lector no sería honesto y no porque no me guste leer, sino porque no tengo tiempo por los niños. La hora de la lectura para mí es la noche que coincide con la hora de llevarlos a la cama.

-¿Tiene ahora algún libro en la mesilla de noche?

-Como siempre estoy liado con cosas de la Asociación Marbella Activa (colectivo que preside) me gusta leer muchos artículos técnicos y estoy leyendo un libro que se llama 'El triunfo de las ciudades', de Edward Glaeser, que recomiendo a todo el mundo. El texto cuenta cosas muy interesantes sobre la evolución de muchas ciudades del mundo y sobre todo, una cosa que promovemos desde Marbella Activa, que el talento cuando lo reúnes y lo sabes conectar en una ciudad ocurren cosas como han ocurrido en Boston o Singapur donde más que una política lo que ha habido es una concentración de gente con talento y con ideas.

-Existe un 'ranking' reciente elaborado por Amazon que desvela que Marbella se aúpa a la tercera posición de ciudades andaluzas que más libros compra, sólo por detrás de dos capitales de provincia, Granada y Sevilla. ¿A qué achaca ese liderazgo?

-No conocía este 'ranking' pero desde luego es llamativo y habría que estudiar el fenómeno. Junto a la Marbella del glamour y el turismo hay otra Marbella donde ocurren cosas muy interesantes. Hay empresas que están haciendo aplicaciones para Google Glass, hay agencias literarias que trabajan a nivel internacional... Hay muchas empresas que se desconoce que están aquí y que están haciendo cosas muy interesantes. Eso quiere decir que hay un nivel primero empresarial, pero luego también cultural grande, pero que se hace poco visible en esta ciudad. Creo que hay más de lo que parece y en Marbella Activa una de las cosas por las que nos preocupamos es por hacer visible ese movimiento cultural para enseñar que hay otra Marbella.

-Veo que tanto usted como la asociación que preside son optimistas...¿No cree que se compren libros como objeto de decoración?

-Los libros decoran mucho, la verdad, y más las enciclopedias (risas). Pienso que habrá de todo pero es un dato que me gusta, igual hasta lo incorporo al pregón.

-Pues le voy a dar otro dato, ese mismo estudio dice que los marbellíes se decantan por los títulos de cocina ¿Es su caso o prefiere otros géneros?

-Mi querencia por las letras viene de mi madre que era muy cocinera. De hecho, lo primero que hice cuando terminé la carrera fue montar un restaurante con una cocina de mestizaje italiana, francesa y española porque a mí me ha gustado siempre mucho la cocina y compro muchos libros de cocina. No me compro más porque tengo un montón de recetas y luego no las hago, pero sí... soy muy cocinillas.

-¿Le quedan pilas al libro de papel o el electrónico terminará por devorarlo?

- Se acuerda de la canción 'Video Killed the Radio Star'... Yo creo que fue al contrario, que la radio mató al vídeo y esto es lo mismo. El libro siempre será el libro y creo que no lo aniquilará. El libro físico es necesario. Hay un estudio que dice que, por ejemplo, el aprendizaje no se asimila igual en un medio digital que un medio físico. Yo creo que el libro de papel no va a desaparecer.

-Hablemos un poco del pregón. ¿Será un pregón reivindicativo?

-El que me conoce sabe que siempre aprovecho cualquier pequeño altavoz para reivindicar. Yo he intentado ser honesto conmigo mismo porque veo la gente que me ha precedido, gente de las letras con un caché muy grande, así que me he preguntado: ¿Yo quién soy y por qué me han llamado? Soy el representante de una asociación que ha luchado mucho para cambiar la imagen de la ciudad y activar a la ciudadanía. Así que reivindicaré la ciudad y la importancia de que exista una masa crítica de ciudadanos que lo activen todo. Si no hay ciudadanos, no hay cultura y en definitiva no hay ciudad.