La policía frustra un intento de agresión sexual en Marbella

  • Los agentes buscan como supuesto autor a un joven que se dio a la fuga al percatarse de la llegada de una patrulla

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad buscan a un joven como presunto autor del intento de agresión sexual denunciado por una chica el pasado fin de semana en Marbella. El sospechoso, que fue sorprendido cuando se encontraba con la víctima en el interior de un coche, se dio a la fuga supuestamente al percatarse de que se acercaba una unidad de la Policía Local que estaba patrullando por la zona.

Los hechos sucedieron en torno a las tres y media de la madrugada del sábado al domingo. Según explicaron a este periódico las fuentes consultadas, la joven, que es extranjera, conoció al individuo en el interior de una discoteca de la localidad marbellí y, tras charlar durante un rato, ambos salieron fuera del establecimiento.

Una patrulla que se encontraba de servicio por la zona se topó casualmente con el vehículo en el que ambos se encontraban. Los agentes observaron el coche parado y se acercaron a él. No oyeron nada, pero sí llegaron a ver cómo el individuo salía corriendo del lugar, según indicaron las mismas fuentes.

Al llegar a la altura del turismo, los policías locales encontraron a la chica, que decía haber sido víctima de un intento de agresión sexual. Los agentes se entrevistaron con ella para conocer más datos del supuesto autor y activaron inmediatamente el protocolo establecido para los casos sospechosos de delitos sexuales. La joven fue trasladada al Hospital Costa del Sol para someterse a un examen médico y comprobar si había sufrido lesiones.

La Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la comisaría de la Policía Nacional en Marbella se ha hecho cargo de la investigación del suceso, que por ahora tiene como principal pista el testimonio de la víctima. Fuentes cercanas al caso confirmaron ayer que se está buscando al individuo para intentar esclarecer los hechos relatados por la mujer.

Precedente

El pasado octubre, la Policía Local de Málaga sorprendió a un joven de 19 años mientras, al parecer, agredía sexualmente a una chica en un descampado de la capital. Fue detenido como presunto autor de un delito de agresión sexual con violación consumada.

Los agentes acudieron tras recibir un aviso de que había una mujer gritando en la zona. Una vez en el lugar, los policías se apearon del coche patrulla para acceder a pie al descampado, pudiendo escuchar ellos mismos los gritos de socorro de la víctima, que manifestaba estar siendo violada.

Con la ayuda de las linternas, los agentes localizaron a ambos, que estaban desnudos de cintura hacia abajo. Al percatarse de la presencia policial, el individuo emprendió la huida a la carrera, siendo interceptado a unos 300 metros. La mujer contó a los policías que lo había conocido esa misma noche y accedió a acompañarlo a un lugar apartado porque la iba a invitar a cocaína.